Colegio Aina Moll i Marquès. | T. Ayuga

4

La Ley de educación de Baleares que aprobará el Parlament balear este año «abre la puerta a limitar la presencia del catalán en los centros educativos», ha afirmado el sindicato STEI. En un comunicado, el STEI Intersindical está «preocupado» porque hace el español lengua vehicular de la enseñanza en las Islas Baleares y prevé que un «decreto del Gobierno de turno pueda limitar el uso del catalán en las aulas». El STEI está preocupado por los artículos que regulan el modelo lingüístico en el texto de la Ley de educación que se encuentra en trámite parlamentario.

En concreto, el artículo 133.1.c) del texto contempla lo siguiente: El tratamiento de las lenguas oficiales, de acuerdo con el Estatuto de Autonomía de las Islas Baleares, como lenguas de enseñanza y aprendizaje del sistema educativo de las Islas Baleares, tendrán el carácter de lenguas vehiculares. Este contenido «vulnera» la Ley de normalización lingüística de 1986, aunque en la exposición de motivos menciona esta ley, dado que no prevé que la lengua catalana sea la lengua de uso normal como vehículo usual en el ámbito del enseñanza de las Islas Baleares (artículo 22, apartados 1 y 2).

El contenido de este apartado es aún más preocupante combinado con lo que prevé el final del artículo 133.3: Las condiciones de uso de las lenguas oficiales en los centros educativos deben desarrollarse reglamentariamente de acuerdo con estos criterios y los principios previstos en esta ley. Por todo ello, el STEI Intersindical pide que se cambie el redactado de este modelo lingüístico, con el objetivo de respetar la autonomía de los centros con sus proyectos lingüísticos y hacer del catalán la lengua de uso normal como vehículo usual en la enseñanza de las Islas Baleares, en línea con lo que dispone el consenso marcado por la Ley de normalización lingüística de 1986.