Los Reyes, una vez más, apoyando el turismo y a las empresas. | Chema Moya

4

Los Reyes no faltaron a la cita y una vez más estuvieron arropando a la industria más golpeada por la pandemia en los dos últimos años. Hablaron con las empresas y tuvieron el gran detalle de pasar por el estand de Marruecos, quizás fue una visita diplomática pero a buen seguro que fue muy bien vista en Rabat. Fitur, con sus retoques por la pandemia, ha iniciado su andadura en medio de un clima de optimismo moderado, como les gusta decir a hoteleros y políticos, pero las empresas han echado el resto para dar la sensación de máxima tranquilidad. Hay temor a la ómicron y los contactos se cuidan mucho, pero también hay un cierto optimismo contenido porque la normalidad venga de una vez. La pandemia viene para quedarse, como las vacunas y los confinamientos, de ahí que el objetivo de toda la industria turística es seguir adelante, de ahí los contactos entre operadores, aerolíneas y comerciales de cadenas y empresas de servicios.

Los aforos quizás no se respetan como deben, pero a priori todos los visitantes tienen que tener la pauta completa para poder fumar en el pasillo central del recinto ferial, que parece casi la Estafeta en pleno Sanfermines en algunas horas. Otro aspecto a destacar es que este Fitur se ha vuelto muy político porque ya estamos en precampaña. Marga Prohens y Jaime Martínez, bien acompañados por miembros del PP balear, hicieron acto de presencia ayer. Hubo contactos con hoteleros y las conversaciones fueron más que interesantes.

Jaume Monserrat, Ramón Reus, Jordi Mora, Celia Torrebadella, Gabriel Llobera e Inés Batle.    Fotos: JOSE SEVILLA.

Sabina Fluxá y Gabriel Subías en el estand de W2M.

Juan José Hidalgo, en el estand de Air Europa.

En el lado empresarial, ver a Juan José Hidalgo tranquilo, relajado y con ganas de feria demuestra que sigue ‘on fire’. No quiso hablar de Iberia y Air Europa. La CEO de Iberostar, Sabina Fluxá, y el CEO (W2M), Gabriel Subías, hicieron acto de presencia, al igual que un rosario de empresarios de todos los sectores productivos. Y escuchar a Gabriel Escarrer para oír su análisis de cómo puede ir el patio este año, no hace más que demostrar por qué el ‘Know How’ hotelero balear tiene la impronta y carisma a nivel internacional. Menos mal que tenemos buenos mimbres.