Los niños de entre 5 y 11 años se pueden vacunar sin cita este sábado y domingo en el Espai Francesc Quetglas, en la rotonda de Ikea, en Palma. | P. Pellicer

5

Cuando la incidencia de contagios por 100.000 habitantes a siete días es menos de la mitad que la de 14 días, puede que la pandemia entre en fase de contención. Eso es precisamente lo que lleva sucediendo tres jornadas seguidas en Baleares. La incidencia a una semana fue este viernes de 1.220 casos y la de 14 de 2.926. «Efectivamente el primer indicador baja y eso significa que se ralentiza el aumento de casos, aunque el efecto a 14 días no es inmediato. Si no hay nuevos problemas en unos días empezaremos a ver que llegamos al pico de la ola», señala el portavoz de enfermedades infecciosas, Javier Arranz.

El especialista es cauto «en medio están Sant Sebastià y Sant Antoni, así que el retroceso puede corregirse y llegaríamos más tarde al pico», señala. De hecho hace días que, teniendo en cuenta este factor, la previsión se había pospuesto a finales de enero o principios de febrero. Por otra parte, no sólo hay que fijarse en este factor, señala el doctor Arranz. «Habrá que ver también cómo funcionan las tasas de positividad, que están todavía elevadas». Por cada 100 pruebas realizadas en los últimos siete días, 35,4 dieron positivo. «Si mañana hacemos menos pruebas, habrá menos casos pero si mantiene esta tasa no será real», explica. «Las dos cosas van juntas». Donde todavía quedan días de subida es en las hospitalizaciones, «siempre hay este decalaje de unas tres semanas tras los picos, una vez lleguemos es esperable que siga habiendo ingresos».

Este viernes había 400 personas en los hospitales de Baleares a causa de la COVID, de las que 84 están graves en una UCI. Sin embargo, ya se ha visto en otras zonas que la variante ómicron da muy pocos ingresos graves y, al ser predominante, puede que la hospitalización no pase al mismo nivel en las camas de críticos. Respecto a la bajada vertical de casos que se han visto en otros países, «sólo pasaría si de golpe dejáramos de hacer pruebas, que es lo que ha pasado en otros países», señala Arranz. «Si no se dispensaran autotest en las farmacias, por ejemplo». Balears contabilizaba este viernes 55.796 casos activos de COVID-19, tras notificar 3.494 nuevos casos en un día, 609 menos que el día anterior.

El apunte

Los test de antígenos, a 2,94 euros desde este sábado

Las farmacias pasarán a vender este sábado los test de antígenos a 2,94 euros y puede que, desde el anuncio de la bajada de precio, se hayan autodiagnosticado menos personas. Un factor determinante para corroborar la ralentización de contagios es la tasa de positividad, ya que podrían notificarse menos casos si hay menos pruebas.