Los ingresos en la UCI suponen un gasto elevado. | T. Ayuga

21

Cada persona no vacunada contra la COVID-19 que ingresa en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) con esta enfermedad cuesta una media de 207.940 euros. En concreto, el IB-Salut ha informado que el precio diario de estancia de un paciente con coronavirus en estas unidades es de 2.810 euros y pasan una media de 74 días. Cabe precisar que en la sexta ola de la pandemia este tiempo se ha incrementado en este colectivo, según han precisado las citadas fuentes.

En el caso de las personas inoculadas contra la COVID-19 el gasto medio se reduce a 73.060 euros. En este sentido, estos pacientes pasan una media de 26 días en la UCI, que tiene un coste diario de 2.810 euros. Por tanto, estas cifras ponen de manifiesto que las personas que deciden no vacunarse representan un coste más elevado para el sistema de salud, al tiempo que necesitan pasar más tiempo en estas unidades.

En planta ocurre algo parecido, los positivos en COVID-19 vacunados pasan una media de 32 días en una habitación hospitalaria, a razón de 1.329 euros diarios, por lo que el total asciende a 42.528 euros. Por su parte, el ingreso de los inoculados se reduce a ochos días de media, por lo que la factura es de 10.632 euros. Desde el IB-Salut han puntualizado que los pacientes con coronavirus requieren unos cuidados más específicos y su ingreso en la UCI cuesta 940 euros más al día que el de un paciente sin COVID-19; en planta son 354 euros más.