El conseller del Pi Pere Soler será el nuevo portavoz del grupo en el Consell de Mallorca. | ARCHIVO

3

El conseller del Pi Pere Soler será el nuevo portavoz del grupo en el Consell de Mallorca, después de las discrepancias que mantienen él y Bel Febrer con la actual portavoz, Xisca Mora, a quien ha acusado de «imponer unilateralmente» a un cargo de confianza. Según ha expresado Soler este lunes en una rueda de prensa, la decisión de registrar un cambio en la portavocía del grupo el Pi en el Consell «no es una acción contra el partido» sino una forma de respuesta ante las «imposiciones» de la actual portavoz, Xisca Mora, que según el político «actúa de forma unilateral, sin consultar ni reunirse con los otros dos consellers».

El político ha manifestado, en este sentido, que la semana pasada quedó una plaza vacante en el grupo del Consell y que él mismo llamó por teléfono a Mora, el miércoles 24 de noviembre a las 10.06 horas, para hacerle una propuesta de la persona que tenía que ocupar la plaza. «Mora me dijo que ya había cerrado la plaza con otra persona y efectivamente se registró el nombramiento de esta candidatura, el 23 de noviembre, sin aviso previo a los otros dos consellers», ha dicho Soler. El conseller ha explicado, asimismo, que tras la conversación con Mora, Bel Febrer y él registraron el nombramiento de la persona que la mayoría de grupo considera que tiene que ocupar la plaza, y que posteriormente «se supo que se había presentado un escrito a Recursos Humanos diciendo que prevalecía el nombramiento de Mora por haberlo entrado primero».

Ante este escenario, ha expuesto que tanto «Bel Febrer como él mismo consideraron que Mora no les representa ante sus actitudes, por lo tanto, decidieron cambiar de portavoz del grupo». También, el político se ha defendido de las declaraciones públicas de su compañera de grupo «soy una persona de honor, leal y honesta y no dejaré que me maltrate ante la opinión pública, aquí nadie ha actuado con rencor y odio».