Los enfermos más graves son ingresados en la UCI. | T. Ayuga

5

La presión asistencial sigue a la baja pese al ligero aumento de contagios de COVID-19. En concreto, la Conselleria de Salut ha notificado 331 nuevos casos positivos, 80 más que la jornada anterior. Además, ha dado cuenta de dos nuevos fallecidos. Desde el inicio de la crisis sanitaria se han contabilizado 895 muertos con coronavirus y 93.200 casos positivos.

Cabe destacar que la presión asistencial sigue a la baja. En la UCI hay 77 enfermos críticos con COVID-19, dos menos en las últimas 24 horas; la situación sigue siendo de riesgo alto, ya que la ocupación es del 22,5 %. En planta hay 257 pacientes, 17 menos; mientras que Atención Primaria hace seguimiento de 8.804 positivos, 367 menos.

Una de las consecuencias del aumento de contagios es que la tasa de positividad se ha incrementado hasta el 6,74 %; el martes y miércoles esta en el 5,33 %; muy próxima al 5 % que recomienda la OMS para tener controlada la pandemia.

Otro dato relevante de esta jornada es que Baleares ha llegado al 70,3 % de la población diana con la pauta completa de vacunación. Además, el 77,7 % tienen al menos una dosis de la vacuna.

Hace unos meses se considera que llegar al 70 % de la población vacunada se traducía en la inmunidad de rebaño. Sin embargo, la aparición de nuevas variantes, como la Delta -más contagiosa y resistente a la vacuna- han obligado a incrementar hasta el 90 % la población vacunada para lograr la inmunidad de rebaño y poder recuperar la vida anterior a la pandemia, en la medida de lo posible.