Turno de noche. El SAE advierte de la sobrecarga laboral del personal del 061 de esta zona sanitaria, sobre todo, en horario nocturno. | miquel a. cañellas

97

La falta de recursos humanos en el hospital Son Espases, que está de lleno en una ola de actividad asistencial por la COVID, lleva a que se ingrese a pacientes en planta sin tener todavía el resultado de la prueba de diagnóstico PCR que se le hace a todo el mundo. El sindicato de auxiliares de enfermería (SAE) denunció ayer que la precariedad laboral de quienes se enfrentan a estas situaciones a diario este verano les pone en peligro a ellos, y a los pacientes. «Algunos suben a planta sin conocer si son positivos o no por COVID», denuncian.

El problema, advierten, no sólo afecta a los pacientes. La falta de personal hace también que no haya ningún control en las visitas. Pese a que Son Espases las restringió a una persona por enfermo, «acuden en grupos porque no hay ningún tipo de control de accesos, lo que impide verificar si tienen o no la pauta completa o una PCR negativa», añaden.

Según el SAE, cuya denuncia se suma a la de otros sindicatos, la situación empeora los fines de semana por descanso de personal. «La saturación está convirtiendo Son Espases en un hospital de campaña», se lamentan.

Este sindicato lleva semanas reclamando un incremento de la plantilla sobre todo en servicios como la unidad de trasplantes. «La nefasta gestión de la dirección ha desembocado en un colapso que está poniendo en riesgo la salud de todos. No es lógico plantearse la posibilidad de pedir un pasaporte COVID en otros ámbitos y no para entrar a un hospital», advierte Daniel Torres, responsable de SAE en Balears. «Exigimos a la dirección del centro que aumente el personal para que el usuario tenga una atención adecuada y un mayor control en los accesos», añade.

Saturación en el 061

Noticias relacionadas

El mismo sindicato de técnicos de enfermería, denunciaba ayer que la zona sanitaria de Ponent que engloba Son Espases, Hospital General y una quincena de centros de salud, no dispone de ningún vehículo de traslado para pacientes de COVID en horario de noche. «Los recursos disminuyen un 40 % en este turno, lo que hace que la presión asistencial sea insostenible», se quejan.

Los profesionales sanitarios piden más ambulancias de soporte vital básico en turno de noches pues «la sobrecarga laboral está teniendo consecuencias para la salud, tanto física como mental, de los técnicos en emergencias y de los teleoperadores de la Central de Coordinación del SAMU061», dicen.

Si surgen traslados de pacientes COVID deben utilizar los vehículos de la flota que estén de servicio, reduciendo así los recursos de este turno. «Esta falta de respeto a los ciudadanos es inadmisible, hay que incrementar los recursos en proporción al aumento de la población para poder cubrir todos los servicios», advierten. «Llevamos más de 10 años con el mismo número de recursos de soporte vital básico en Mallorca, cuando realizan prácticamente el 80% de todos los servicios del SAMU061», añaden.

El sindicato hizo una mención especial al servicio que se presta en la zona de Sóller, donde el personal trabaja 12 horas, dejando desatendida a la población de este núcleo, además de Deià, Fornalutx y gran parte de la Serra de las nueve de la noche a las nueve de la mañana. «Tienen que venir de Palma, mientras la ambulancia está aparcada en el PAC».