Francina Armengol, presidenta del Gobierno de Baleares, durante su intervención en un desayuno informativo organizado este jueves en Madrid por Nueva Economía Fórum. | Efe

0

La presidenta del Govern balear, Francina Armengol, ha anunciado este jueves que «la semana que viene» comenzarán a abonarse los 3.000 euros correspondientes a cada autónomo beneficiario de las ayudas estatales por las pérdidas generadas por la crisis de la COVID-19.

Armengol ha confirmado el inicio del pago a los 2.776 autónomos solicitantes que tributan por el sistema de módulos durante su intervención en un acto organizado en Madrid por Nueva Economía Fórum.

La jefa del ejecutivo autonómico ha citado las ayudas directas del Gobierno a las empresas y autónomos, que ascienden a 855 millones en el caso de Baleares, como parte del «escudo social» desplegado ante el impacto económico y social de la pandemia de covid-19.

A ello hay que sumar, ha destacado, la aplicación de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), la prestación específica para fijos discontinuos y la renta social que Baleares implantó en 2016, secundada desde el Gobierno con el ingreso mínimo vital.

Noticias relacionadas

Armengol se ha mostrado optimista respecto al desarrollo de la temporada turística, porque «se está reactivando la economía de forma segura», y ha hecho hincapié en que en la actual fase de la pandemia, con la mayoría de la población frágil vacunada, el factor determinante de esa seguridad es contener la presión hospitalaria, lo que se está logrando en las islas.

«Espero que esta temporada no sea de julio y agosto, sino que sea de julio, agosto, septiembre y octubre», ha subrayado.

La presidenta del Govern ha resaltado también la importancia que tendrán los fondos europeos para impulsar la recuperación al tiempo que se moderniza y diversifica la economía.

En este sentido ha asegurado que Baleares apostará por invertir el dinero de la UE en zonas turísticas maduras para «huir del turismo de excesos», impulsar iniciativas de sostenibilidad ambiental y modernización de las pymes y fomentar las energías renovables, aspecto este último en el que ha destacado que en diciembre el archipiélago será la primera región española en «producir hidrógeno verde».

Por otro lado, Armengol ha reiterado su demanda de un cambio en el modelo de financiación autonómica para que sea más justo con Baleares y acabe con la «doble financiación» que recibe Madrid por ser capital del país, algo que le permite hacer «competencia desleal» fiscal respecto a otras comunidades.