Interior de un bar en Ibiza. | Arguiñe Escandón

24

El Govern balear presentará este martes a la Mesa de Diálogo Social con toda una serie de nuevas medidas para proseguir con su plan de desescalada en la restauración. El Ejecutivo propondrá a sindicatos y patronales aliviar las restricciones en los interiores de bares y restaurantes, en base a la mejora de la situación epidemiológica y dando respuesta a una de las últimas reclamaciones del sector. De este modo, la propuesta inicial será la ampliación del horario de apertura del interiores de los establecimientos hasta las 23.30 horas, lo que permitirá ofrecer servicio de cena más allá de las terrazas, y la ampliación del aforo al 50 % (actualmente es del 25%).

En el listado de nuevas propuestas también figura la ampliación del número de comensales por mesa. Según ha podido confirmar este periódico, en interiores podrán juntarse cuatro personas por mesa y, en exteriores, hasta ocho.

El Govern propone que en zonas calientes como Punta Ballena, parte de la playa de Palma y Sant Antoni de Portmany el cierre sea a las 23.00 horas.

Noticias relacionadas

La reunión de la Mesa de Diálogo Social tendrá lugar esta tarde. Además de la presidenta del Govern, Francina Armengol, asistirán la consellera d’Hisenda i Relacions Exteriors, Rosario Sánchez; el conseller de Model Econòmic, Turisme i Treball, Iago Negueruela; la consellera d’Afers Socials i Esports, Fina Santiago, i la consellera d'Agricultura, Pesca i Alimentació, Mae de la Concha. Y por parte de los agentes sociales, la presidenta de la CAEB, Carmen Planas; el presidente de PIMEB, Jordi Mora; el secretario general de UGT, Lorenzo Navarro, y la secretaria de ocupación de Comisiones Obreras, Yolanda Calvo.

De llegar a un acuerdo, las medidas entrarían en vigor a finales de esta semana, probablemente el domingo, dos semanas después de que se autorizara la primera apertura de interiores, al 25 %. Cabe recordar que el mismo domingo, 6 de junio, también finalizará el toque de queda en Baleares, después de que el Govern haya decidido no volver a solicitar permiso al Tribunal Superior de Justicia de Balears (TSJIB) para mantener esta restricción, prorrogada en las Islas hasta en dos ocasiones tras la caída del estado de alarma en España.

La situación actual de la pandemia en Baleares ha decidido al Ejecutivo a avanzar en esa desescalada lenta que anunció que seguiría en Semana Santa para no comprometer el positivo avance sanitario ni la campaña de vacunación contra la COVID-19. Entrado junio, y con los datos epidemiológicos a favor, Baleares se libra de las restricciones más duras, pero seguirán otras encaminadas a seguir limitando el número de contactos sociales. Este lunes, tras el Consell de Govern, el portavoz Iago Negueruela anunciaba que se ampliará de 8 a 15 el número de personas que podrán reunirse en el exterior y de 6 a 10 personas las que podrán estar juntas en interiores.

Con la caída del toque de queda, la movilidad dejará de estar limitada entre las 00.00 y las 06.00 horas. No obstante, el ocio nocturno seguirá prohibido. El Govern ha reforzado el operativo policial para controlar los botellones.