Arranz, este martes en rueda de prensa. | Twitter: @SalutGOIB

12

El portavoz del Comité de Enfermedades Infecciosas de Baleares, Javier Arranz, considera «bastante razonable» que se pueda levantar este verano la obligación de llevar mascarilla en espacios abiertos, «si todo continua igual que hasta ahora».

Así se ha expresado Arranz durante una rueda de prensa este martes, en la que ha recordado que la mascarilla obligatoria fue una medida de ámbito nacional adoptada en el Consejo Interterritorial.

En cualquier caso, ha remarcado que a medida que avanza la vacunación los ciudadanos están «más protegidos» y podrán comenzar a «liberarse» de determinadas restricciones.

Con todo, ha razonado que hay que ver si tiene impacto la movilidad de los más jóvenes en horario nocturno y la apertura del turismo, y también ver cómo se comporta la vacunación en las franjas de edad más bajas.

Arranz ha valorado que Baleares presenta actualmente una situación de estabilidad, con una incidencia acumulada a siete días de 17 casos por cada 100.000 habitantes, sólo superada por Ceuta.

A 14 días, la incidencia es de 40,2 casos en Mallorca, 28,2 en Menorca, 39,5 en Ibiza y 50,4 en Formentera. Menorca continúa «en clara bajada» y en general sigue la tendencia de ralentización de nuevos casos.

Con todo, desde Salud han querido dejar claro que no pretenden transmitir un mensaje de relajación. «Vamos ganando batallas, pero no hemos ganado la guerra», ha enfatizado el director del IbSalut, Juli Fuster, que ha pedido a la población mantener su comportamiento «ejemplar» para «acabar de ganar la guerra».