Imagen de la furgoneta abandonada en Son Cladera.

0

La problemática de los coches abandonados en Palma se cronifica, y no deja de causar molestias a los vecinos de las zonas más castigadas por esta práctica ilegal.

Este fin de semana, una furgoneta abandonada desde hace más de un año en la calle Cala Blanca con la calle canonge Antoni Sancho ha ardido en la barriada de Son Cladera, provocando destrozos en los vehículos aparcados alrededor; eso sí, el incendio no llegó a afectar a ninguno de los edificios colindantes.

Vecinos de la barriada palmesana han denunciado que llevan un año solicitando la intervención del Ayuntamiento de Palma, así como a los organismos a los que les han desviado, sin recibir una respuesta.

En este sentido, el vecino denunciante de los hechos ha recalcado de que le «da la sensación de que pagamos los impuestos con dinero del Monopoli», y no entiende el «pasotismo» de las administraciones públicas.

Noticias relacionadas

Según un estudio, hay más de un millar de coches abandonados en las calles de Ciutat. Son Castelló y Can Valero son dos de las zonas más castigadas por el abandono de vehículos y la dejadez por parte de las autoridades municipales. Le sigue muy de cerca Nou Llevant, Son Gotleu, La Soledat, Es Rafal, Son Cladera, Son Fuster, Son Malferit (Son Güells), sa Taulera y el polígono de Son Oms.