Las terrazas de Palma presentaban este viernes una imagen muy animada. | T. Ayuga

26

Baleares entrará el domingo en una nueva fase de la desescalada con la apertura de las terrazas de bares y restaurantes desde primera hora de la mañana hasta las 22:30 horas todos los días de la semana y sin tener que cerrar a media tarde. Las mesas de las terrazas no podrán ser ocupadas por más de cuatro personas, sin que sea necesario que sean convivientes. La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha comparecido en rueda de prensa para explicar los acuerdos del Consell de Govern, que entrararán en vigor el domingo. «Estamos en la fase final de la desescalada. Las Islas avanzan hacia la superación de la pandemia y la reactivación económica», ha dicho.

Los interiores de la restauración permacerán cerrados, aunque podrán reabrir con un aforo del 50 % a partir del próximo 23 de mayo. Dentro de 15 días se revisarán las medidas, aunque la previsión del Govern es mantener el toque de queda y el límite de personas en las reuniones sociales y familiares hasta principios de junio, cuando Armengol prevé que se pueda recuperar la normalidad. Eso sí, las mascarillas y la distancia de seguridad son algunas de las medidas que seguirán.

Este avance en la desescalada es posible porque la vacunación se acelerará de forma importante durante el mes de mayo. «Nos permite seguir reabriendo con seguridad», ha dicho Armengol, quien ha inisitido en la importancia de llegar a junio con una buena situación epidemiológica para tener temporada turística.

Otros sectores donde se levantan restricciones son el comercio, que en lugar de cerrar a las 21:00 podrá hacerlo a las 22:00; la cultura y el deporte. El aforo en los gimnasios pasará del 30 % actual al 50 %.

Noticias relacionadas

Los agentes sociales que integran la Mesa del Diálogo Social, donde se han debatido y consensuado las principales medidas, han mostrado su apoyo al Govern. Los sindicatos CCOO y UGT, y las patronales CAEB y PIMEB han indicado que la estrategia ha funcionado y, al igual que Armengol, han reclamado prudencia en las próximas semanas «para no destruir el esfuerzo realizado en los últimos meses».

Ya el jueves por la noche el Govern y CAEB mantuvieron una reunión para consensuar las medidas aprobadas este viernes, que no cuentan con el beneplácito de Pimem Restauración y Arema.