Un trabajador de la hostelería. | ENRIQUE CALVO

10

UGT y CCOO han defendido este miércoles la aplicación de la subida salarial anual del 3,5 % pactada para este año en el sector de la hostelería, el que agrupa a más trabajadores en Baleares.

«Los convenios están para cumplirse», han coincidido en afirmar el secretario general de CCOO en las islas, José Luis García, y el nuevo líder de UGT, Lorenzo Navarro, que han instado a la apertura de las negociaciones entre la patronal y los representantes sindicales.

Navarro ha subrayado que, después de que el año pasado se aplazarla el incremento anual del 3,5 % por la crisis del coronavirus, el próximo 1 de abril tiene que materializarse el acuerdo pactado y aplicarse la subida.

«Se tendrán que sentar las mesas negociadoras», ha señalado el secretario general de UGT, que ha lamentado la falta de propuestas por parte de la patronal.

En la misma línea, José Luis García, ha considerado «complicado» que se pueda llegar a un acuerdo para renunciar a ese incremento de los salarios tanto en hostelería como en comercio, donde sí se han iniciado las negociaciones.

Ha subrayado que el aplazamiento pactado para la subida de 2020 fue fruto de un acuerdo tripartito con intervención de la administración autonómica en el que también se incluyeron otras medidas importantes como la inclusión de los fijos discontinuos en los ERTE, circunstancia que no se da este año.

Los líderes sindicales han hecho estas manifestaciones tras mantener un encuentro con el Govern y representantes de la patronal de la restauración. El presidente de la asociación sectorial de CAEB, Alfonso Robledo, ha asegurado que «hay reuniones pedidas» y se ha declarado confiado en «llegar a un acuerdo».