Manifiesto del 8M 2021 del Moviment Feminista de Mallorca. | Youtube: MFM Moviment Feminista de Mallorca

36

«Una vez más queda claro que en situación de crisis, las mujeres somos las más perjudicadas. Por este motivo, y a pesar del contexto, las feministas no renunciamos a tomar las calles, de manera decidida y sin miedo». Es una de las reivindicaciones del Moviment Feminista de Mallorca para este 8 de marzo, Día de la Mujer, en el que a pesar de ser una jornada «atípica y condicionada por la pandemia» el colectivo ha alzado la voz con la lectura de un manifiesto en Plaza España a pesar de la lluvia.

Debido a la situación sanitaria, este 2021 no se ha celebrado la manifestación organizada por el colectivo, pero si se ha llevado a cabo un acto de homenaje en Palma y la lectura del manifiesto, que también se leerá en otros puntos de Mallorca.

En un acto pasado por agua, las feministas han reclamado «acabar con las opresiones patriarcales que obstaculizan el pleno desarrollo y suponen condiciones discriminatorias que afectan a todas las mujeres: la brecha salarial y de las pensiones, del techo de cristal, de la precarización laboral, de la sobrecarga del trabajo de cuidados, de las dificultades de conciliación y de la ausencia de corresponsabilidad, entre otros».

Noticias relacionadas

Sobre las 16.30 horas, se ha inaugurado una instalación en Plaza España para homenajear a las mujeres de sectores esenciales que han estado absentos en el 8M. La plaza se ha llenado de carteles con nombres de mujeres de estos sectores «poco reconocidos», desde temporeras, limpiadoras a cajeras de supermercados. La performance estará instalada hasta las 20 horas.

También han pedido «reforzar los servicios públicos de atención a las personas, los servicios sociales, sanitarios y educativos, además de poner en valor sus trabajadoras». Así como, «erradicar la feminización de la pobreza, revalorizando y dignificando los sueldos y las pensiones, e implantando la Renta Básica Universal de manera eficiente». Además de la creación de políticas imprescindibles para poder garantizar la «independencia y la autonomía de las mujeres de todas las franjas de edad».

Durante la lectura, también ha reclamado abordar de manera integral la violencia machista y garantizar la protección y la asistencia de todas aquellas mujeres y menores víctimas de violencia de género.

El colectivo también ha pedido acabar con los «ataques fundamentalistas, fascistas y de la extrema derecha hacia el feminismo y hacia las activistas feministas». Por otra parte, también han solicitado terminar con el racismo institucional y el racismo social. «Migrar no es un delito, es un derecho y una práctica ancestral. Necesitamos la derogación de la Ley de Extranjería, políticas públicas de regularización masiva, acabar con los CIES y otras estructuras migratorias vergonzosas. ¡Queremos papeles para todas!», han reclamado.

Otro de los puntos del manifiesto, ha hecho referencia al ecologismo, las feministas de Mallorca piden más políticas de transición ecosocial que «pongan la vida en el centro y que coloquen las personas por delante de los intereses de los mercados».

El colectivo también ha insistido en implementar de manera efectiva la coeducación en todas las etapas educativas. Así como también, eliminar la visión «patriarcal» de la medicina y de la ciencia.

En el último punto del manifiesto han pedido alcanzar el derecho al aborto universal, gratuito y seguro, la mejora real de las políticas de conciliación y más derechos y recursos para la crianza, para conseguir una maternidad «digna, deseada y sin violencia de ningún tipo».