Una sanitaria vacuna a una mujer en un Centro de Día de Maó.

Salut ha informado este viernes que unas 300 personas han notificado efectos secundarios de las vacunas. Con el inicio de la vacunación masiva a docentes y policías, los efectos adversos han causado cierta inquietud entre la población.

Noticias relacionadas

Aún así, las autoridades sanitarias mandan un mensaje de tranquilidad y evitan el alarmismo. «Sabemos que es frecuente, son vacunas que provocan estos efectos, son leves. Son síntomas que duran unas horas y se mejora con una dosis de paracetamol. Está dentro de los normal», ha asegurado este viernes la directora d’Assistència Sanitària del Servei de Salut de les Illes Balears, Eugènia Carandell.

Los efectos adversos más frecuentes de la vacuna de AstraZeneca contra la COVID-19 son, por lo general, de intensidad leve o moderada y los resultados mejoran a los pocos días según recoge el informe de la Agencia de Medicina Europea. Entre los más frecuentes están la molestia en el lugar de la inyección, el dolor de cabeza, cansancio, dolores musculares, sensación general de malestar, escalofríos, fiebre, dolor articular y náuseas y afectan a más de una de cada 10 personas que la reciben.