La coordinadora del EAPS, Laura Espinàs, y la psicóloga Pilar Moyá. | M. À. Cañellas

1

Cuando en marzo de 2020 llegó la COVID-19 al Hospital Sant Joan de Déu, el Comité de Ética Asistencial (CEA) de los centros de Palma- Inca elaboró diversas propuestas de humanización encaminadas a mejorar el estado de los pacientes y atender a sus familias.

Detrás de este trabajo se encuentra el Equipo de Atención Psicosocial (EAPS), equipos multidisciplinarios con presencia en las 17 comunidades autónomas que desarrolla el trabajo dentro del ámbito hospitalario y domiciliario. El equipo en la capital mallorquina lo forman nueve especialistas y está ubicado en Sant Joan de Déu de Palma-Inca. Tienen convenios con cinco hospitales y diversas entidades.

Noticias relacionadas

Laura Espinàs, psicóloga y coordinadora del EAPS y de la Comisión Territorial de Llevant, destaca la importancia de la propuesta de humanización para «reducir la sensación de soledad a la que lleva el aislamiento» y para «buscar distintas maneras de aproximar a las familias». El trabajo del EAPS abarca desde la atención emocional, social y espiritual para acompañar al paciente y a sus familiares en una enfermedad, la cobertura social en la Unidad de Cuidados Paliativos Pediátricos hasta el apoyo a los profesionales en situación de malestar emocional.

La coordinadora señala que con la llegada de los pacientes con coronavirus al hospital, el EAPS participó en la creación de las unidades COVID abordando protocolos que incluía la atención emocional a pacientes y familiares. Espinàs destaca que «la flexibilidad y reorganización del equipo han sido necesarios para atender estos casos y garantizar la continua asistencia de los equipos receptores».