Pilar Costa, portavoz del Govern. | CAIB

Pilar Costa, portavoz del Govern, aseguró este lunes que los ciudadanos que tomaron parte el sábado en la protesta contra las restricciones a la restauración que tuvo lugar en Palma pusieron en riesgo al resto de la población.

La tercera convocatoria de «La Resistencia balear», que arrancó en el Palau de Congressos y finalizó en el Consolat de Mar, fue cuestionada por Costa. «Nosotros respetamos el descontento y las formas en que pueda manifestarse este descontento. De todas formas, el Govern nunca puede mostrar su apoyo a que se haga de una forma irregular y sin autorización».

Noticias relacionadas

Pilar Costa añadió que «se produjeron aglomeraciones y eso pone en peligro la salud de las personas. No puede ser que, por una parte, se establezcan restricciones durísimas para la ciudadanía y se decrete el cierre de establecimientos para intentar evitar aglomeraciones y después se produzcan este tipo de situaciones».