La portavoz del Govern, Pilar Costa.

23

El Govern condiciona la apertura de la restauración en Mallorca y en Ibiza a la reducción de contagios de COVID-19. «No tenemos otro interés que la incidencia epidemiológica y la mejora sanitaria de las Islas», ha respondido a las preguntas de los periodistas.

En este sentido, ha reiterado que la situación epidemiológica se revisa cada día con la finalidad de poder adoptar las mejores decisiones en cada momento. Por ello, no ha respondido a si se prorrogarán las restricciones vigentes hasta el próximo 30 de enero.

Respecto a las protestas del sector de la restauración, la portavoz del Govern ha asegurado que siempre están dispuestos a dialogar con todos los sectores afectados por la crisis económica derivada de la pandemia.