Un profesional sanitario muestra un kit de detección en Ibiza. | Marcelo Sastre

1

Un total de 10 enfermeras de Mallorca se han traslado a Ibiza para reforzar el sistema sanitario de la pitiusa mayor, que sufre una alta presión por la COVID-19, la mayor de Baleares. El IB-Salut hizo esta llamada la pasada semana a este colectivo sanitario dado el importante incremento de casos que registra Ibiza, con una incidencia acumulada a 14 días de más de 2.000 casos por cada 100.000 habitantes.

Hasta la fecha, se han presentado voluntarias un total de 96 enfermeras de Mallorca y otra de Menorca. Según ha detallado el Ib-Salut, se ha realizado un plan con el listado de profesionales de refuerzo y cuando este primer equipo acabe su turno, de doce horas durante siete días, regresarán y se enviarán otras diez. Y así sucesivamente hasta que se considere necesario y se mantenga el servicio cubierto.

Noticias relacionadas

Estas enfermeras, según el Servei de Salut, son profesionales que trabajan en centros hospitaliarios de Mallorca y también en Atención Primaria.