Pandemia de coronavirus

Estos son los cuatro bloques del plan de reactivación

| Palma |

Valorar:
Vista de una terraza cerrada.

Vista de una terraza cerrada.

Marta Perez

El Govern de les Illes Balears ha presentado este viernes un plan de reactivación de más de 103 millones para los sectores más afectados por la COVID-19. Entre las nuevas medidas más de la mitad son ayudas directas no retornables, financiadas por el Ejecutivo, los Consells y ayuntamientos.

Estos son los cuatro bloques principales del plan de ayudas:

1. Ayudas directas, por un importe de 30 millones financiados por el Govern y por los consejos insulares, a los sectores afectados por las restricciones de actividad aprobadas por el GOIB en 2021 dada la situación sanitaria.

El Govern, con la aportación de 15 millones de euros, y los consejos, con los otros 15, crean este fondo de ayudas, que tramitarán los mismos consejos y los ayuntamientos. El objetivo es compensar la pérdida económica por el cierre integral y proporcionar liquidez a los negocios afectados, y a la vez garantizar la continuidad de su actividad. Esta medida se dirige a sectores económicos como bares y restaurantes; empresas deportivas con espacios cerrados propios; academias de actividad física; empresas correspondientes que cerraron antes de diciembre de 2020 y que en la primera semana de diciembre tuvieran vigente un ERTO y no hubieran despedido trabajadores afectados por el ERTO desde el inicio de la adjudicación; y toda la cadena de valores asociada a los puntos anteriores.

La cuantía de las ayudas será de 1.500 € por centro de trabajo y mes durante un periodo de hasta tres meses (enero, febrero y marzo), siempre que aquel mes sea vigente algún tipo de restricción por causas sanitarias. En el caso de Mallorca, las ayudas llegarán hasta los 6.000 € en total por centro de trabajo, puesto que antes de Navidad se aprobaron ayudas por valor de 1.500 € más. Los beneficiarios, que podrán computar hasta dos centros de trabajo, serán trabajadores por cuenta propia y pymes que ejercían su actividad el 11 de enero de 2021 y sin ninguna acta de inspección sanitaria ligada a la COVID-19.

2. Creación de un fondo abierto a todos los sectores productivos afectados por las restricciones, dotado con 20 millones, financiado a partes iguales entre el Govern y los ayuntamientos.

El Govern incentivará a los ayuntamientos para que presenten nuevas medidas de apoyo y dupliquen la cantidad aportada. De entrada, se constituye este fondo dotado con 20 millones de euros, financiado a partes iguales entre el Govern y los ayuntamientos. Este fondo posibilitará líneas de ayudas a sectores especialmente afectados, como el comercio, las actividades culturales, el ocio infantil o el transporte, así como otras actividades afectadas por los cierres aprobados este 2021.

3. Suspensiones fiscales durante el primer trimestre de 2021, con un ahorro equivalente a más de 3,5 millones.

Govern y ayuntamientos, a través de la FELIB, plantean la bonificación de varias figuras tributarias para dar liquidez inmediata a las empresas afectadas por las restricciones. De este modo, se plantea una bonificación de las cuotas correspondientes al primer trimestre de 2021 de tasas como las de basuras y de la ocupación de la vía pública, por ejemplo. Con esta medida, se estima que el ahorro global llegará a más de 3,5 millones de euros.

4. Nuevas líneas de ISBA 2021, de 50 millones iniciales para inyectar liquidez al tejido productivo y favorecer nuevas inversiones.

La nueva línea de créditos ISBA permitirá el acceso a una financiación de 100 millones para pymes y autónomos, de acuerdo con la previsión inicial del Govern, y el primer tramo movilizará 50 millones de euros durante el primer semestre, para inyectar liquidez (hasta 300.000 €) o para ayudar a financiar nuevas inversiones (hasta 750.000 €). Esta ayuda se suma a los 180 millones aprobados para más de 2.100 pymes y autónomos en 2020 mediante las diversas líneas de ISBA, más del triple que durante todo el año 2019.

La línea 2021 mantiene las condiciones ventajosas de la línea extraordinaria COVID de 2020 para facilitar a pymes y autónomos el acceso a préstamos bancarios: obtienen créditos avalados por el Govern e ISBA al 100 % y disponen de la bonificación del Govern de casi la totalidad de los intereses y costes del aval. Son préstamos de hasta ocho años (hasta quince para inversiones) y con carencias de hasta 24 meses, margen que permite que se puedan empezar a pagar en enero de 2023.

Además, se incorpora una nueva medida de apoyo a pymes y autónomos de los sectores de hostelería, turismo, actividades conexas y pequeño comercio, entre otros: podrán acceder a los créditos sin aportar garantías personales, en el caso de las pymes, ni comprometer su patrimonio personal, en el caso de los autónomos. La medida se aplica por un volumen de hasta 25 millones dentro del primer tramo de la línea a operaciones de hasta 70.000 euros.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

satan
Hace un mes

mucha publicidad para una gestión miserable... este es el principio de lo que se avecina...pagaran caro las necesidades que están pasando los ciudadanos...

Valoración:6menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1