Varias personas acuden a un centro comercial de Palma. | T. Ayuga

53

Mallorca ha despedido las fiestas navideñas con los indicadores de la COVID-19 disparados y bajo la sombra de nuevas restricciones. Aunque durante las últimas horas la cifra de contagios se ha estabilizado (90 casos menos que la semana anterior), los niveles siguen siendo muy altos.

Javier Arranz, portavoz del comité autonómico de enfermedades infecciosas, advirtió este jueves que aún están apareciendo casos relacionados con Fin de Año y brotes que han afectado entre 20 y 10 personas. «Tenemos claro que aún nos quedan días en los que seguro que informaremos de un aumento de casos. Estamos en un elevado riesgo», subrayó el dóctor.

La Conselleria de Salut ha diagnosticado 310 nuevos casos de coronavirus en Baleares en las últimas 24 horas, 338 menos respecto a la jornada anterior, y 101 pacientes permanecen ingresadas en las UCI de los hospitales públicos, uno menos que hace 48 horas.

A día de hoy se han registrado 39.064 casos de coronavirus y 481 personas han fallecido desde el inicio de la pandemia. En las plantas de los hospitales permanecen ingresadas por este virus 343. En las residencias de personas mayores hay 114 personas contagiados, 92 de ellas en hospitales. Por ahora han fallecido 221 ancianos. En estas mismas residencias hay 83 profesionales contagiados.

Noticias relacionadas

El momento actual es «muy inestable», ha insistido Arranz, que no ha avanzado qué medidas se podrían tomar, pero sí que serán «muy difíciles de tomar y de aplicar». El médico especialista no ha descartado el confinamiento perimetral de Palma, pero esta medida, ha reconocido, es «más complicada» de aplicar en un municipio tan grande como la capital balear.

La presidenta Armengol también admitió abiertamente que el Govern evalúa adoptar nuevas medidas restrictivas en Mallorca, si bien no quiso detallar si podría endurecerse la movilidad de los ciudadanos o incluso confinar Ciutat.

En un acto celebrado en Alcúdia y en el que se presentó el nuevo servicio de transporte por carretera de Mallorca, Francina Armengol ha insistido en que este próximo lunes, tras el Consell de Govern, se podrá detallar más: «Los expertos están estudiando y evaluando las posibles medidas. De momento, no se puede avanzar más».

Cabe recordar que los expertos en materia sanitaria que asesoran al Govern, como publicó el miércoles este diario, han pedido que Palma quede confinada a partir del lunes para tratar de frenar unos contagios que, pese a ralentizarse, no están controlados.

La decisión política, sin embargo, no está tomada. En el Govern existen dudas sobre la efectividad real de una medida que tal vez no puede hacerse cumplir ya que la mayor parte de los desplazamientos que se realizan desde la Part Forana hasta Palma se hacen por motivos laborales y esa es una de las excepciones al confinamiento.