Javier Arranz, portavoz del comité autonómico de enfermedades infecciosas. | T. Ayuga

22

El portavoz del comité autonómico de enfermedades infecciosas, Javier Arranz, ha anunciado este jueves que en Mallorca se ha estabilizado la cifra de contagios, ha habido 90 casos menos que la semana anterior. En Ibiza ha habido 150 más. En Menorca la situación se ha estabilizado y en Formentera se han reducido.

No obstante, Arranz ha expresado su preocupación por la estabilización de los contagios en Mallorca, ya que están en niveles muy altos. En este sentido, ha informado que en Baleares se han detectado diversos brotes de comidas familiares que pueden afectar entre 20 y 10 personas. «Aún están apareciendo los casos relacionados con Fin de Año, por lo que aún nos quedan días en los que seguro que informaremos de un aumento de casos. Estamos en un elevado riesgo».

El portavoz del comité autonómico de enfermedades infecciosas ha asegurado que «los encuentros familiares y sociales deben desaparecer de nuestra mente. Creo que hemos de empezar a olvidarnos de que vienen Sant Sebastià y Sant Antoni». En caso contrario, ha advertido que se tendrán que tomar medidas muy complicadas.

Preguntado por los cierres perimetrales, ha respondido que siempre están encima de la mesa, pero ha advertido que para que sea útil se debe poder garantizar que se cumplirá. «El confinamiento perimetral se puede valorar, pero debe ser efectivo». A su modo de ver es un buen momento para aumentar un nivel de restricciones porque la estabilidad es temporal a la espera de que lleguen los incrementos de casos derivados de los festivos. En el caso de que no se aumenten las restricciones, las actuales se deben mantener mucho más tiempo.

Preguntado por posibles restricciones, ha instado a mirar a otros países, que están cerrando gimnasios, comercios no esenciales... medidas que se deben valorar antes de un confinamiento domiciliario. Ante la posibilidad de cerrar los comercios no esenciales de Palma a partir del lunes, ha respondido que todo está sobre la mesa y lo está estudiado el Govern.

En cuanto al domiciliario, ha recordado que depende del Gobierno y algunas comunidades lo están solicitando.

En el caso de los colegios, ha señalado que «de entrada» no se prevén cambios, aunque no se descarta que puedan realizar a lo largo del trimestre, especialmente a los más mayores. En este sentido, ha argumentado que entre los más pequeños hay menos casos porque se pueden controlar más las medidas en vigor. Podría haber cambios, pero no a desvelado cuáles, y ha reiterado que se está evaluando si es necesario.