Silvana González.

83

Este año que empieza toca congreso en el PSIB, partido que ha puesto en marcha dos procesos paralelos. Uno, en clave interna para reformular su estructura y adaptar su funcionamiento al debate en red que ha impuesto la pandemia. El otro propone una reflexión sobre el horizonte que deja ésta y cómo afrontar el futuro. Silvana González (nacida en 1984) es la secretaria de Organización y coordina ambos.

El PSIB dibuja un panorama donde la gente se mueve entre la excesiva confianza y la crispación.

—El inicio de la desescalada, en junio, llevó a una excesiva confianza. También la vacuna lleva a ello, como si la solución fuera de un día para otro. Hay que seguir con el distanciamiento social. Y durante este tiempo ha habido grupos que han agitado la crispación. El año también ha sido un año de mentiras.

Alertan contra la «pérdida de valores democráticos». Pero hay quienes culpan al PSOE, que es el partido de las restricciones.

—El PSOE, como el PSIB, es el partido que gobierna. Todos los gobiernos han tomado decisiones similares, en cualquier parte del mundo. La ultraderecha ha aprovechado la situación para engañar a la gente. En España y en Balears la socialdemocracia permite aminorar la crisis. Cualquier solución pasa por ahí.

El PSIB enlazó en 2019 dos legislaturas en el Govern. ¿No ha trastocado su agenda la pandemia?

—Lo ha trastocado todo. Pero nos hemos ido adaptando. Somos 2.250 militantes muy implicados y sumados a los simpatizantes, llegamos a 7.700.

Francina Armengol aparecía como líder indiscutible antes de la gestión de la COVID. ¿Y ahora?

—También. El Consell Polític de diciembre le expresó por unanimidad su apoyo. Valoramos la gestión del partido en las instituciones, el momento interno y cómo afrontar un 2021 que será decisivo. No hay otra receta que la defensa de lo público, reforzar los servicios y afrontar cambios de carácter estructural. Gestionamos las instituciones pero la vida de partido sigue. Sólo puedo agradecer el compromiso y trabajo de la militancia.

Noticias relacionadas

¿Cómo afronta el PSIB el año?

—Con muchísimas ganas y con retos, conscientes de la responsabilidad que tenemos.

Este año toca congreso.

—Una vez que se celebre el congreso federal, el resto llega en cascada. Habrá que ver el formato y como evoluciona la situación. Después de julio se celebrará el del PSIB y luego vendrán los insulares y los locales.

¿Será el tercer congreso al que se presente Francina Armengol como secretaria general?

—Sí. No hay cambio de liderazgo ni de estrategias. El PSIB está en un buen momento. El liderazgo de Francina Armengol es indiscutible tanto en el partido como en el Govern.

¿Qué le parece la candidatura del ministro Illa y secretario de Organización del PSC?

—Creo que será un buen candidato y un buen presidente.

¿Debe dejar ya el Ministerio?

—Ha dicho ya lo que iba a hacer y él se marca sus tiempos.