Vista aérea de los astilleros de Mallorca en el puerto de Palma.

6

La industria náutica de Palma podría llegar a ser un día autosuficientes energéticamente, y con cero emisiones. Un estudio en el que participa Astilleros de Mallorca, junto con Astilleros Freire, Astilleros de Santander y el Centro Tecnológico SOERMAR, con sede en Madrid, permitirá saber si es viable el hidrógeno como productor eficiente de energía eléctrica para la industria naval y su entorno próximo.

El estudio, que realiza SOERMAR y que acaba de recibir el apoyo del Ministerio de Industria, analizará la viabilidad de implementar un conjunto de producción y almacenamiento de ‘Hidrógeno Verde’ para la producción de energía eléctrica. A su vez, y basándose en técnicas de aprovechamiento térmico, emplearía el calor residual del conjunto para los sistemas sanitarios y otras instalaciones propias de los astilleros.

Dada la relevancia y repercusión que podría tener en el sector naval la generación de energía por medio de hidrógeno, el Gobierno central apoya el desarrollo científico de esta tecnología, lo que ha supuesto un gran impulso para la iniciativa. Del mismo modo, el Govern balear y entidades como la Cámara de Comercio de Mallorca, ya han movido ficha para que la energía generada por medio de pilas de hidrógeno no tarde en ser una realidad tangible en nuestras islas. El estudio, participado por Astilleros de Mallorca, contribuirá a la toma de decisiones para mejorar la eficiencia energética de las instalaciones de los astilleros, así como para reducir su huella ambiental gracias a la generación de electricidad limpia. Estas actuaciones posicionarán a los Astilleros en línea con el objetivo medioambiental que se pretende alcanzar en 2030, apoyado también tanto por la Unión Europea como por la ONU, que así lo refleja en su Agenda 2030. Esta nueva tecnología favorece la salud al reducir la contaminación no sólo a nivel atmosférico (aire y agua), sino también acústico y visual, mejorando la calidad de vida de las personas de la zona.

Como consecuencia de estas actuaciones, los astilleros que participan en este innovador proyecto generarían, gracias al patrocinio de estos estudios, amplios conocimientos relacionados con los combustibles alternativos y renovables.

La tecnología del hidrógeno en el mundo a día de hoy. Ya hay barcos, trenes, autobuses y coches que funcionan con hidrógeno. Incluso Airbus ha anunciado que dispondrá de un avión de transporte de pasajeros en 2035, listo para volar gracias a la energía producida por el hidrógeno, el elemento más común en el universo. Según los expertos, el primer usuario del hidrógeno sería la industria, capaz de generar y almacenar estos elementos. En una segunda fase, los buques mercantes o de transporte que circunnavegan por el planeta constantemente, serían equipados con pilas de hidrógeno, lo que disminuiría notablemente la contaminación global de la atmósfera. Finalmente, en una tercera fase, el hidrógeno llegaría a los camiones, transporte público y finalmente al vehículo particular.

La carrera por desarrollar la tecnología del hidrógeno. La necesidad global de reducir las emisiones a la atmósfera, la consciencia de que los combustibles fósiles son finitos y la necesidad de abaratar el transporte de mercancías, ha abocado al mundo a una carrera por desarrollar nuevas tecnologías. En Europa, donde apenas hay reservas de combustibles fósiles, se está apostando por el hidrógeno. La UE intenta de este modo obtener ventaja e independencia, por lo que ha promovido el desarrollo e investigación de estas fuentes.

Así funciona una pila de hidrógeno

La pila de hidrógeno es, por así decirlo, una pequeña planta de generación de energía eléctrica. En unas pequeñas celdas, el gas reacciona con el gas oxígeno que es captado por el aire. En la pila de combustible se produce un proceso electroquímico del cual se obtiene electricidad, que fluye finalmente a un motor eléctrico, una red de distribución o un sistema de almacenaje. Los ‘residuos’ de este proceso son calor y dos átomos hidrógeno por uno de oxígeno, es decir H2O, agua o vapor de agua pura.