La presidenta del Govern, Francina Armengol. | Efe

68

El portavoz de Vox, Jorge Campos, ha asegurado este martes en el pleno del Parlament que la gestión de la presidenta del Govern, Francina Armengol, es «vomitiva». De este modo, ha querido responder a la presidenta, que en el pleno de la semana pasada calificó de vomitivo el discurso de Vox.

Campos ha recriminado a la jefa del Ejecutivo que se haya confinado barrios, cerrando los barrios de los trabajadores, medida inútil que además refleja su cinismo porque es lo mismo que critican en Madrid». El portavoz de Vox ha preguntado a Armengol si «no se le cae la cara de vergüenza que mientras ha arruinado a los trabajadores siga manteniendo a 209 altos cargos que cuestan más de 12 millones de euros» o haber «convertido a Baleares en la ruta de la inmigración ilegal», entre otras cuestiones. «Su gestión es vomitiva», ha sentenciado.

La presidenta no ha querido entrar al trapo y le he respondido que «su discurso no aporta nada y apela a las vísceras». Además, le ha respondido «si no se entera del trabajo del Govern es porque trabaja muy poco por los ciudadanos de las Islas».

Armengol ha asegurado que están actuando desde el acuerdo y el diálogo con todas las instituciones afectadas. Además, ha destacado que han contratado a 900 profesionales sanitarios, han aumentado los rastreadores y comprado el material sanitario necesario. En relación a los trabajadores, ha asegurado que el Govern los está protegiendo y ha puesto como ejemplo los ERTE.

A preguntas del portavoz de Ciudadanos, Marc Pérez Rivas, ha destacado que han llegado 582 millones a las Islas para pagar los ERTE. También ha añadido que siguen trabajando para alargar los ERTE en el sector turístico todo el tiempo que sea necesario.

El portavoz del PP, Biel Company, también ha sido muy crítico con la gestión del Govern, al que ha acusado de no saber gestionar. También se ha referido a las puertas giratorias, en referencia al nombramiento de Francesc Antich como presidente de la Autoritat Portuària (APB), y le ha recriminado que aumente los altos cargos.

Armengol le ha respondido que el PP afrontó una crisis económica haciendo despidos y ha aludido al conflicto educativo del Govern de Bauzá.