La progresiva marcha del turismo alemán desde el día 15, al decidir Berlín no aconsejar viajar a Mallorca, provoca que la Playa de palma ofrezca imágenes inusuales. | M. Azagra

30

Pequeñas y medianas cadenas hoteleras de Mallorca anuncian que dejarán de operar a lo largo de la próxima semana por la práctica desaparición de turistas de todos los mercados emisores europeos.

«El próximo lunes se pondrá fecha al cierre de muchos hoteles a lo largo de los diez primeros días de septiembre. No hay turistas y las ocupaciones en algunos establecimientos no llegan al 10 %», indican pequeñas y medianas cadenas.

La situación se repite en todas las zonas vacacionales, pero especialmente en la Playa de Palma, Playa de Muro, Alcúdia-Can Picafort, Cala Millor, Cala d’Or, Colònia Sant Jordi, Sóller, Camp de Mar, Magaluf, Palmanova, Santa Ponça y Peguera.

La vicepresidenta ejecutiva de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), María José Aguiló, señaló ayer al respecto: «Se están produciendo una acumulación de circunstancias y de medidas que, cada vez más, hace más cuesta arriba y dificulta el camino para que las empresas puedan permanecer activos».

Playa de Palma

El principal enclave turístico de la Isla, la Playa de Palma, es uno de los más afectados por la caída en picado del turismo alemán.

Noticias relacionadas

Las cadenas van a ir cerrando hoteles a medida que se vayan los turistas «porque la demanda alemana es negativa y hay más cancelaciones que reservas», afirman.