Las empresas están inoperativas y los garajes llenos de autobuses. | Jaume Morey

11

El transporte turístico en Mallorca y resto de islas tiene toda su flota de autobuses en pleno mes de agosto en los garajes, por falta de actividad y por la caída en picado de las excursiones.

El presidente de la Asociación de Transporte Discrecional y de la Federación Empresarial Balear de Transporte (FEBT), Rafael Roig, afirma que todos los touroperadores «han cancelado las excursiones en un destino como Mallorca, que es fundamental para nuestro volumen de negocio, por la caída de la demanda turística europea. Esta situación ha provocado que en estos momentos tengamos en los garajes más de 1.200 autocares».

Roig añade que la situación es muy preocupante «porque afecta a la cuenta de resultados de las empresas, a los trabajadores y la continuidad de los puestos de trabajo. La prolongación de los ERTE hasta el inicio de la próxima temporada turística 2021, es vital. Para dar una idea de cómo estamos en estos momentos, indicar que si en agosto del pasado año teníamos contratados 1.600 chóferes de autobuses turísticos, a finales de este mes de agosto la cifra no llega a los 100. No hay actividad y, en consecuencia, tampoco trabajo».

Zona de autobuses del aeropuerto de Palma.
Zona de autobuses del aeropuerto de Palma.

Cierres

La patronal del transporte, ante esta coyuntura tan desfavorable y sin una previsión de que vaya a mejorar, vaticina cierres de empresas a partir del mes de septiembre.

«El mercado alemán ha desaparecido, lo mismo que el británico y mercados como el danés, belga, holandés y austríaco están en mínimos por el endurecimiento de las medidas sanitarias anticoronavirus. Esto no beneficia en nada al transporte turístico, de ahí que las empresas tendrán que tomar decisiones muy serias. No hay turismo, no hay ingresos y la temporada de invierno se presenta más negativa que nunca», afirma Roig.

La patronal Aviba, que preside Francesc Mulet, coincide con las palabras del presidente de la FEBT: «El sector turístico balear confían en que algunos gobiernos, como el alemán, levanten las restricciones para venir a Mallorca, pero no se mueve nada y esto afecta tanto a las excursiones como a la venta de billetes aéreos en los interislas y a la Península».

Abactur mantendrá la actividad hasta principios de octubre

La Asociación Balear de Actividades Turísticas, Abactur, muestra su preocupación por cómo ha evolucionado la actividad turística desde finales de julio. El objetivo, según su presidente Roberto Darias, «es lograr en septiembre tener el mayor número de actividades operativas y llegar a octubre, pero la situación manda. Es complicado, de ahí que las empresas tendrán que tomar las decisiones adecuadas ante la actual coyuntura».