Miembros de la Guardia Civil realizaron registros en la sede de la Autoritat Portuària el viernes. | Redacción Sucesos

44

El presidente de la Autoritat Portuària de Balears, Joan Gual de Torrella, no tiene previsto presentar su dimisión en la reunión del consejo de administración de la entidad, que se celebra este miércoles. Fuentes cercanas al presidente aseguran que su intención es presidir la reunión convocada y dar explicaciones, pero en ningún caso se plantea dimitir en estos momentos.

El presidente de la Autoritat Portuària y toda la cúpula de la entidad fueron detenidos el jueves por la noche y liberados en la madrugada del sábado, pero con cargos por presuntos delitos de corrupción. Esta circunstancia ha hecho que algunos miembros del Govern esperen un gesto por parte de Gual de Torrella para no tener que llegar a una destitución.

No parece que vaya a ser así, al menos por el momento, porque fuentes de toda confianza del presidente insisten en que no dimitirá.

El PSIB, solo

Hasta la fecha, el PSIB y Més se habían mantenido prudentes con la petición de cese de Gual de Torrella, pero Més dio ayer un paso más y la ejecutiva del partido pidió que sea apartado de su cargo como presidente de la Autoritat Portuària, algo que es competencia de la presidenta, Francina Armengol. Con este giro de Més, el PSIB se ha quedado solo por ahora en la defensa del presidente de la Autoritat Portuària.

Noticias relacionadas

Podemos, que ya se opuso en su día al nombramiento de Gual de Torrella, volvió a pedir ayer su destitución al frente de la entidad. También la ha pedido Esquerra de Menorca, otro de los socios de Armengol.

Por parte del PP, su presidente, Gabriel Company, recordó que su partido siempre ha apelado a la presunción de inocencia y se alegró de que otros partidos se sumen ahora. No obstante, consideró que la imagen de la entidad ha salido «muy tocada» con este caso por lo que opinó que lo mejor es apartar a toda la cúpula y poner a gente nueva no afectada por la investigación para que puedan seguir trabajando con normalidad. «Esta decisión le corresponde a Armengol, que es quien lo nombró. Y está tardando demasiado», afirmó el líder de los ‘populares’.

Decisión temporal

La portavoz del PI, Lina Pons, consideró que lo más prudente sería tomar alguna acción «temporal» mientras se aclaran los hechos.

Trasladó su respeto a la Justicia, pero quiso mostrar «cautela y prudencia» porque se trata de una gran institución «que mueve muchos millones».