Un guardia civil vigila la zona de Punta Ballena. | Michel's

93

La prensa alemana y británica reaccionó de inmediato al conocer los cierres en la Platja de Palma y Magaluf. Daba la sensación de que se había tocado algo muy suyo. De hecho, se sucedieron las llamadas de periodistas de estos países al semanario Mallorca Magazin, en lengua germana, y al diario en lengua inglesa Majorca Daily Bulletin. El subdirector del Magazin, Patrick Czelinski, fue entrevistado por dos canales de televisión, SWR y NTV, en busca de información y valoración del hecho.

El Bild Zeitung, el diario con mayor difusión de Europa y de carácter popular, titulaba en la portada de su web: «Por culpa de las fiestas ilegales, Mallorca cierra los locales de Ballerman». El Bild daba voz al conseller Negueruela, que apuntalaba la decisión: «El comportamiento de unos pocos turistas y propietarios de locales no debe poner en peligro los enormes esfuerzos de Balears para combatir la pandemia».

Otros grandes medios alemanes dedicaron sus portadas al cierre. Die Welt titulaba: «Después de las fiestas ilegales tienen que cerrar los locales de las calles de la Cerveza y el Jamón». El Süddeutsche informaba también con gran relieve: «Mallorca cierra los locales de ocio porque se vulneraron las reglas», muy parecido al de la prestigiosa revista Spiegel. Las informaciones eran neutras. La conmoción en Alemania parecía tan grande que no se había valorado el alcance de la noticia.

Noticias relacionadas

En el Reino Unido, el tabloide The Sun trasnmitía desolación y comprensión por el cierre de Punta Ballena: «La famosa zona de fiestas de Magaluf se cerró después de un fin de semana en el que los británicos vomitaron por las calles y se subieron a los autos después de que en España se redujera el coronavirus». Y añadía: «Las autoridades habían dicho que el comportamiento ‘vergonzoso’ de los últimos días no sería aceptable en ningún caso, y particularmente durante una crisis de salud pública».

El también londinense Daily Mirror iba en la misma dirección: «Los funcionarios del Govern ya criticaron el comportamiento ‘vergonzoso’ de los jóvenes turistas británicos borrachos que fueron vistos incluso reptando por encima de los automóviles, con gritos y cánticos».

El mismo enfoque aporta la cabecera Süddeutsche Zeitung: «Mallorca cierra los locales del 'Ballermann' por el incumplimiento de las medidas sanitarias contra el coronavirus». Además, destaca las declaraciones de Negueruela en las que pide que el comportamiento de unos pocos turistas y propietarios de locales no debe poner en peligro el esfuerzo de Baleares para combatir la pandemia.

El diario en lengua inglesa Majorca Daily Bulletin realizó el mismo miércoles una encuesta en su web. Más del 80 % de los lectores estaban de acuerdo con el cierre.