Crucero de Pullmantur atracado en el puerto de Palma, dentro de su tradicional periplo por el Mediterráneo. | Gabriel Alomar

21

Las empresas Cruises Investment Holding y Royal Caribbean Group (RCL) han solicitado la reorganización de Pullmantur Cruceros, de la que son propietarios de la naviera que opera en el puerto de Palma en un 51 % y un 49 % respectivamente, bajo los términos de leyes españolas de insolvencia.

La junta directiva de Pullmantur ha tomado esta decisión, debido al impacto «sin precedente» de la pandemia de coronavirus. Las empresas propietarias han tomado esta decisión ya que «los vientos causados por la pandemia» de coronavirus «son demasiado fuertes para que Pullmantur los supere sin una reorganización».

La compañía de cruceros había anunciado recientemente la extensión de las cancelaciones hasta el 15 de noviembre de 2020. Los clientes que se vean afectados por las cancelaciones tendrán la opción de navegar en otras marcas de RCL.

La flota de Pullmantur está formada por los buques Sovereign, Horizon y Monarch. La compañía cerró 2019 como el mejor ejercicio de los últimos 15 años en resultados económicos con un incremento del 5 % en los ingresos.