Sergio Alonso, director del hotel Abelux de Palma, se somete al control sanitario de temperatura. | M. À. Cañellas

20

Día de nervios en los hoteles que este lunes decidieron abrir sus puertas en Mallorca, tras más de 50 días sin actividad, ingresos y con todos los trabajadores en ERTE. De una planta hotelera de más de 800 alojamientos en la Isla, únicamente decidieron reiniciar su actividad el Abelux, en Palma, y el Juma y el Son Sant Jordi, en Pollença.

«Nunca habíamos cerrado desde 1963, fecha en la que compramos el hotel, de ahí los nervios de hoy (por ayer) por recibir a los primeros clientes. Lo hacemos cumpliendo todas las medidas de seguridad sanitarias a causa de la COVID-19 y tenemos claro que el nivel de concienciación es máximo», señalaba el subdirector del Abelux, Sergio Alonso.

Forma parte de la tercera generación propietaria del hotel y afirma que «es hora de movernos y reactivar el mercado. Abrimos con el 15 % de ocupación de un total de 65 habitaciones, pero es el comienzo».

La clientela del Abelux, de dos estrellas, está formada en un 95 % por trabajadores de empresas, de ahí que tienen un alto índice de fidelización.

El presidente de la Asociación Hotelera de Palma y Cala Mayor, Javier Vich, resalta sobre la apertura: «Valoramos muy positivamente la apuesta empresarial y desde la patronal le prestamos todo el apoyo necesario en estos momentos tan complejos para la hotelería con la crisis del coronavirus».

Pollença

Noticias relacionadas

Dos hoteles de interior abrieron este lunes sus puertas en Pollença. Uno de ellos es el histórico Juma, situado en la plaza Major, donde se puede servir el desayuno en la terraza del establecimiento, siguiendo las normas de seguridad sanitaria. Antes de su reapertura los propietarios han aprovechado para poner al día todas las medidas higiénicas necesarias.

Por su parte, el Hotel Son Sant Jordi ha abierto seis de sus catorce habitaciones que se encuentran situadas en un edificio anexo que lleva por nombre Boutique House. Su propietario, Jaume Salas, explica que «no lo hacemos por negocio, la reapertura es para aportar actividad a la economía local y ayudar a que se anime toda la oferta complementaria».

Hotel Pollença

Salas, que es también presidente de los hoteleros de Pollença, considera que «es un buen momento para acoger al turismo local, algo que nunca hemos descuidado desde nuestra apertura en el año 2000, con precios atractivos».

En las habitaciones abiertas del Son Sant Jordi se siguen estrictos protocolos de seguridad higiénica. Al estar cerradas las zonas comunes, los clientes tendrán la posibilidad de recibir el desayuno en sus habitaciones así como comidas por encargo de los restaurantes locales.

Las casas turísticas vacacionales, listas para recibir clientes

La Federación de Estancias Vacacionales de Mallorca anunció este lunes que ya se encuentran disponibles las cerca de 1.300 casas turísticas vacacionales asociadas a la entidad.

Jordi Cerdó, presidente de la FETV, resalta que «seguiremos las más estrictas medidas sanitarias con limpiezas profesionales como las que se realizan en hospitales y quirófanos». Cerdó manifiesta que el turismo vacacional ofrece «exclusividad, aislamiento y seguridad».

PALMA - Jordi Cerdó , Presidente de la Federación de Estancias Turisticas Vacacionales de Mallorca