Comprando desde casa a establecimientos cercanos respetamos el confinamiento y ayudamos a productores locales en tiempos complicados. | Pixabay

7

La iniciativa de éxito de Camp Mallorquí, que ha llevado a miles de casas de Mallorca los productos de cercanía de los agricultores en momentos críticos durante el confinamiento por el coronavirus, demuestra la importancia de adaptarse a las dificultades. No obstante, esta iniciativa no es única, y decenas de comercios de todo tipo ofrecen sus productos y servicios a los consumidores sin necesidad de que estos deban desplazarse.

En este sentido, la Fundació Bit cuenta con una valiosa herramienta. Se trata de un mapa que localiza los comercios y servicios locales de Baleares que venden a través de Internet. Gracias a este recurso podemos familiarizarnos con aquellos comercios y productores que operan en estos días de forma telemática y ofrecen reparto a domicilio.

De este modo se satisfacen objetivos en dos dimensiones. Por un lado se hace red local con aquel comercio y productor de proximidad que puede estar pasándolo mal, ante la reducción de la actividad a todos los niveles. Por otro las personas confinadas en sus casas pueden reducir aún más los desplazamientos afuera para avituallarse de lo necesario para seguir adelante con sus vidas.

Noticias relacionadas

Desde la Fundació Bit remarcan que esta es una herramienta que va creciendo día a día y no es exhaustiva. Para apuntarse o bien recomendar algún comercio local que opere online o través de WhatsApp, sólo tienen que enviar un correo electrónico a esta dirección, o bien ponerse en contacto a través de Twitter.