Francina Armengol durante la rueda de prensa de este jueves para informar de las medidas contra el coronavirus. | Jaume Morey

La presidenta del Govern balear, Francina Armengol, ha comparecido este jueves, acompañada de todos los consellers del Govern, para informar de la situación actual de contención del coronavirus y sobre las medidas planteadas para evitar su propagación tras el anuncio del cierre de todos los centros educativos de Baleares a partir del próximo lunes.

En el ámbito sanitario, ha anunciado que han contratado a 60 personas para que a partir de este viernes refuercen el servicio telefónico del 061 con 12 lineas más. En los centros de salud habrá dos circuitos diferentes en urgencias, por un lado se tratarán a los pacientes con enfermedades respiratorias y, en otro, los que tengan otras patologías. También ha anunciado que habrá un refuerzo de atención a domicilio.

La presidenta del Govern ha confirmado el cierre de todos los centros educativos durante quince días, a partir del próximo lunes. También quedan suspendidos todos los viajes de estudios durante dos meses. Los profesores tendrán que acudir a los centros y ofrecer contenidos a distancia a los alumnos.

Francina Armengol ha explicado que el objetivo es evitar que «se extienda» el coronavirus , si bien ha destacado que Baleares tiene solo el 0,8 % de todos los casos de España, en concreto 22 de 3.004.

«Lo importante es poder contener la extensión. Hay que controlar la transmisión de la enfermedad, por tanto, es importante apelar a la responsabilidad de todos», ha asegurado la presidenta.

Noticias relacionadas

«Los importante es evitar aglomeraciones de todo tipo durante 15 días», ha dicho la presidenta. Aunque intentaran que haya normalidad económica y familiar, Armengol ha pedido que «estemos el máximo posible en casa».

«Pido al Gobierno de España un fondo extraordinario para hacer frente a los gastos derivados de la crisis del coronavirus», ha reclamado la presidenta.

Por otra parte, los centros para mayores también quedan cerrados y recomiendan que los velatorios y los eventos religiosos no superen las 30 personas.

Como ya se anunció el Govern el pasado miércoles, también se anulan todos los eventos con más de mil personas, ya sean culturales o deportivos. Entre ellos recomienda suspender la Fira del Ram.

Armengol ha pedido al Gobierno central que se aumente el control en los puertos y aeropuertos. También ha recomendado que todas aquellas personas que vengan de una zona de riesgo llamen al 061 para que se les realicen las pruebas de la COVID-19.