Además de que la mayor parte de las reducciones de jornada son para mujeres, el informe da otras justificaciones para explicar estas diferencias tan importantes. | Govern de les Illes Balears

28

Las diferencias salariales entre hombres y mujeres también se dan en la Administración y, como sucede en las empresas privadas, también allí ganan los hombres. El Govern también paga menos a sus empleadas, según constata el Informe de Impacto de Género que incluyen los Presupuestos de la Comunitat para 2020.

Las conclusiones de este informe son inapelables tanto en lo que afecta a los servicios generales de la Comunitat como en lo que respecta al personal de educación: los hombres ganan más que las mujeres. En servicios generales, entre el funcionariado de la Administración, los hombres cobran un 14,84 por ciento más que las mujeres; en el caso de los trabajadores educativos, la brecha salarial a favor de los hombres es del 13,04 por ciento.

Las mujeres representan el 67,68 por ciento de los empleados públicos del Govern y su sueldo global es del 63,76 por ciento, es decir, cuatro puntos menos. El salario bruto medio de un funcionario es de 3.524 euros mientras que el salario bruto medio de una funcionaria es de 3.001, 19 euros, según el informe.

Lo mismo sucede si se comparan los sueldos en el sector educativo. La nómina media es de 2.508,80 euros para ellos y baja a 2.181,65 para ellas, una diferencia del 13.04 por ciento a favor de los empleados.

Trabajo parcial

El informe detalla una cuestión relevante, que afecta de forma directa a esas diferencias salariales, aunque no las explica en su totalidad: el 75,37 por ciento de los empleados públicos que realizan jornadas parciales son mujeres. El informe señala que, desde 2017, se ha producido un ligero incremento en los hombres que piden la reducción de jornada, pero la cifra sigue siendo mínima si se compara con ellas.

El estudio también hace una comparación detallada de todos los complementos que cobra el personal de servicios generales y el de educación y el resultado es el mismo porque la diferencia siempre es favorable hacia ellos. No hay datos exhaustivos de lo que sucede en el servicio de salud, pero el informe alerta de que, muy probablemente, las diferencias salariales entre sexos son aún más acusadas.

Los redactores del informe han analizado las diferencias en los conselleries y organismos dependientes. Es en el Consell Consultiu donde se da una mayor diferencia entre el sueldo de los hombres y de las mujeres ya que ellos cobran un 49,69 por ciento más. El Institut Balear d’Estadística (Ibestat) presenta la situación inversa y las mujeres cobran un 49,36 por ciento más que los hombres.

De una treintena de entidades, solo hay cuatro donde las mujeres cobran más que los hombres: además del Ibestat, son el Institut Balear de la Dona, la Escola Balear de l’Administració Pública (EBAP) y el Institut Balear d’Infraestructures Educatives (Ibisec).
Las razones

Además de que la mayor parte de las reducciones de jornada son para mujeres, el informe da otras justificaciones para explicar estas diferencias tan importantes: asegura que los complementos salariales tienen un peso importante en la brecha salarial porque lo cobran los hombres en mayor cuantía. El informe concluye que debe hacerse un análisis aún más exhaustivo de las diferencias por conselleries y concluye que las mujeres pueden estar sufriendo el fenómeno del techo de cristal también en la Administración.