Unas 500 personas se han manifestado en apoyo a las de las Fuerzas y Cuerpos de seguridad del Estado desplegados en Cataluña por las movilizaciones en contra de la sentencia del 'procés'. | Julio Bastida

94

Algo más de medio millar de personas, salieron a las calles de Palma para manifestarse en apoyo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado desplegados en Cataluña por las movilizaciones en contra de la sentencia del ‘procés’. El punto de partida fue la plaza de Cort y a medida que avanzaba la marcha se iban sumando manifestantes hasta llegar a la plaza Espanya, lugar donde se leyó un manifiesto.

A la manifestación acudieron políticos como Marga Durán, presidenta del PP de Palma; Javi Bonet, candidato del PP por Mallorca al Senado; Joan Mesquida, diputado de Ciudadanos por Baleares al Congreso, y Fulgencio Coll, portavoz del grupo municipal Vox en Cort. En la marcha, organizada por Foro Baleares de la Solidaridad y del Progreso y que contó con el respaldo de todos los sindicatos policiales de Baleares, se pudieron ver banderas de España y se escucharon frases como «Cataluña es España, siempre lo será» y «somos mallorquines, no catalanes».

«Estamos en un momento clave, el separatismo ha entrado en un punto de no retorno. El constitucionalismo y la mayoría silenciosa tiene que volver a la calle como en 2017 para apoyar a la Policía Nacional, Guardia Civil y Mossos de Esquadra que sufrieron los ataques violentos por parte de los CDR», señaló el presidente del Foro Baleares, Cosme Brull.

Preguntado por la movilización del pasado domingo, Brull señaló que una de las entidades que convocaba esta manifestación era la «multisubvencionada» Obra Cultural Balear, a quienes acusó de «fletar autobuses con dinero público». Mientras que ha defendido que Foro Baleares es «totalmente altruista». Durante la manifestación se produjo un incidente con dos periodistas que fueron agredidos verbalmente. El Sindicat de Pertiodistes de les Illes Balears denunció la agresión y amenazas que sufridas en el transcurso dela manifestación ‘Unidos por España'.

La Assemblea Sobiranista criticó que la Policía les obligase a retirar su tenderete de la calle de Sant Miquel para evitar incidentes, pero el de Vox se pudo instalar sin ningún tipo de inconvenientes.

El acto finalizó en la plaza España con la lectura del manifiesto, mientras que el himno nacional puso el colofón a la concentración.