Imagen de archivo de profesores del IEDIB preparando materias. | Archivo

12

El Institut d’Ensenyaments a Distància de les Illes Balears (IEDIB) tuvo unos 630 alumnos el pasado curso, el primero de su funcionamiento, y prevé duplicar las matriculaciones para el próximo.

El instituto inició su andadura con una oferta académica de Bachillerato, preparación para la selectividad, Formación Profesional (FP) de Atención a la Dependencia y el Programa Xarxa, por el que los alumnos pueden cursar materias a distancia porque en su centro ordinario no se imparten o por incompatibilidad horaria.

Los 630 alumnos del pasado curso se distribuyeron del siguiente modo: 500 de Bachillerato (280 del Programa Xarxa), 90 de FP y 40 de la preparación para la selectividad. El IEDIB ya ha recibido solicitudes de matriculación para el próximo curso de alumnos que residen en Estados Unidos, Reino Unido y la India.

El director del instituto, Antoni Vilaret, explica que «el próximo curso incorporaremos cuatro ciclos de FP: tres grados medios de Informática, Electricidad y Técnico de Emergencias, y un grado superior de Informática. Además, añadiremos la preparación para la universidad de mayores de 25 años, y los niveles A1, A2 y B2 inglés y alemán correspondientes a la Escola Oficial d’Idiomes. Todo ello representa incrementar el número de profesores de 33 a 50».

Noticias relacionadas

La creación del IEDIB en 2018 tuvo como objetivo unificar y homogeneizar la oferta pública de enseñanzas a distancia, hasta entonces limitada a la iniciativa de centros ordinarios de manera individual y aislada. Mientras en estos centros la oferta es semipresencial, la del IEDIB es totalmente online. De momento, sólo los exámenes son presenciales, aunque Vilaret matiza que «el próximo curso, incluso los exámenes de nivel A1 en idiomas serán a distancia».

Menos abandono

El director del IEDIB destaca que «tras el primer curso, la tasa de abandono ha bajado 10 puntos y hemos conseguido una tasa de aprobados del 90 % en FP y del 78 % en Bachillerato. Estos datos nos animan a ir asumiendo cada año más estudios y ampliar la oferta. El IEDIB es una doble herramienta contra el abandono, pues, por una parte, puede recuperar a aquellos alumnos que dejaron sus estudios y, por otra, es más difícil que un estudiante abandone cuando puede organizarse y trabajar como, donde y cuando quiera».

«El alumnado del IEDIB es muy heterógeneo. Puede haber estudiantes de centros ordinarios, deportistas, músicos, extranjeros, alumnos que en su momento abandonaron los estudios o personas con cargas familiares, incompatibilidad con su trabajo o problemas de salud», indica el director del instituto.

Vilaret destaca que «todo el material utilizado ha sido elaborado por los profesores, lo que supone un mayor grado de implicación, una formación específica y una actualización permanente tanto de los propios docentes como de los contenidos».