Manifestación por el Orgullo LGTBI en Palma. | Jaume Morey

23

«Ningún partido político ni ninguna religión que implante odio podrá ganar esta partida. Es un día de fiesta pero también hay que reivindicar». Will Salazar y Edu Román, también conocidos como Wistérica y Divina Mars no faltaron a la cita anual con el Orgullo LGTBI y este año, lo hicieron vestidos de protagonistas de El cuento de la criada. Reivindican, como lo hicieron las entidades convocantes en Balears y en toda España, el papel que jugaron los mayores para conseguir derechos que ahora son irrenunciables.

«La fase era ser hetero», rezaban algunas pancartas. La manifestación que comenzó poco más tarde de las siete en Es Baluard y que llegó a congregar hasta tres mil personas en su momento más álgido, fue una fiesta de color, batucadas, y consignas alegres. «Si Dios nos quiere a todos también es bisexual».

Entre el público había desde familias a ancianos demostrando que el LGTBI no es sólo cosa de jóvenes. «Hay que seguir luchando contra los herederos de los fascistas», decían desde Ben Amics. «No nos pasamos la vida luchando para luego tener que volver al armario», concluía el presidente, Víctor Robles.

Dimoni Rosa y Siurell Rosa

Noticias relacionadas

A las nueve de la noche llegaban los últimos a la plaza de Cort. Subidos al escenario estuvieron las asociaciones convocantes junto la representación municipal. Entre el público, representantes de todos los partidos excepto del PP, Cs y Vox.

Precisamente su presidente en Balears, Jorge Campos, se llevó el premio Dimoni Rosa que cada año entrega la asociación tras una votación popular. Y no fue un resultado ajustado, Campos ganó con distancia en una votación con participación histórica, con 1044 votos, un 37 % más que el año anterior. En la cara B, la más amable, premiaba con un Siurell Rosa a la comisión de coeducación del IES Sineu.

Poco antes, el público –unas dos mil personas, según los convocantes– pudo ver en vídeo el manifiesto de este año que ponía el colofón a la fiesta reivindicativa. Los protagonizaron activistas históricos del LGTBI, en el que destacó Marisa Ardila.

50 años de los sucesos de Nueva York

«Este 28 de junio hemos salido a la calle después de que hace 50 años un grupo de personas trans, trasvestis y homosexuales se rebelasen contra la opresión ideológica contra el colectivo LGTBI en Nueva York», recordando el motivo de por qué se celebra el día del Orgullo comenzó el manifiesto que se leyó tras la movilización de este viernes.