De frente, de izquierda a derecha, los ‘populares’ Mari Bosó, Gabriel Company y Fuster. De espaldas, en el mismo sentido, Mesquida, Capó y Pérez-Ribas, de Ciudadanos. | PP

4

El Partido Popular (PP) y Ciudadanos (Cs) alcanzaron este miércoles un acuerdo para plantear una estrategia común en las instituciones que pasa, también, por presentar iniciativas conjuntas o votar en el mismo sentido las que presenten por separado pero que compartan ambos partidos. El PP tiene 16 escaños en el Parlament y Cs, 5.

Delegaciones de ambos partidos se reunieron este miércoles y dejaron «cerrado prácticamente» lo que llamaron «acuerdo programático de cara a las instituciones en las que vayan a gobernar en Baleares» (en alusión al Consell de Eivissa y a diferentes ayuntamientos) relacionados con la bajada la bajada de impuestos, el turismo, la lengua, el territorio o el cambio climático, explicaron Antoni Fuster, secretario general del PP balear, y el diputado electo al Congreso por Cs Joan Mesquida.

La colaboración no se limitará sólo a las instituciones donde gobiernen, sino que también se extenderá a la Cámara balear. Cada partido, sin embargo, ejercerá su propia estrategia de oposición.

Fuster precisó que como sus programas cuentan con cosas «bastante similares» desarrollarán iniciativas de manera conjunta y que «nosotros apoyaremos lo que presenten y ellos nos apoyarán».

Tras el primer encuentro entre estas dos formaciones, que tuvo lugar el viernes pasado, sus representantes ya manifestaron haber encontrado «bastante sintonía».

Mesquida calificó de «muy ambicioso» el programa marco que presentarán PP y Cs y se mostró confiado en que tras el acuerdo, será posible gobernar en el Consell ibicenco. Los dos partidos dejarán para la próxima semana la posibilidad de extender su acuerdo a la Mesa del Parlament, lo que obligaría al PP (segundo partido con más escaños tras el PSIB) a ceder un puesto Ciudadanos.

Cambio de senador del PP

Antoni Fuster, que relevó a José Ramón Bauzá como senador autonómico cuando éste dejó el partido, dejó entrever ayer que el PP puede proponer a otra persona para ese puesto. «O seré diputado o senador, lo que decida el partido». Otras fuentes dan por hecho que Fuster seguirá en el Parlament y que se propondrá a Marí Bosó, fallido alcalde de Ibiza.