Javier Aranceta dirige el comité científico de la SENC. | Pere Bota

7

Poco más del 10 % de los adultos de Baleares es obeso o tiene problemas considerables de sobrepeso, entre cinco y seis puntos porcentuales menos que la media estatal situada en un 15 %.

La tendencia se prevé similar entre los jóvenes y niños y es característica de las comunidades de la cuenca del Ebro hasta llegar al Archipiélago. Aunque Baleares es la autonomía con menor prevalencia de obesidad todavía queda trabajo por hacer en educación para la salud. Por este motivo la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) presentó este lunes en Palma una nueva y completa Guía de la alimentación saludable para los profesionales de Atención Primaria y para los colectivos de ciudadanos.

Hay que comer menos pero productos de más calidad; los bizcochos son mejores caseros; la carne para el consumo debe ser sostenible y los huevos, camperos. Son algunos de los consejos que recoge la guía y que destacó su coordinador, Javier Aranceta, presidente del comité científico de la SENC.

El documento quiere ser un marco de referencia para las familias en el momento de hacer la compra y cocinar y consumir los alimentos. «En una compra por impulso, prácticamente el 80 % del carro son cosas que no necesitamos», explicó este especialista. Aranceta recomienda ir al supermercado sin hambre y con una lista escrita de necesidades.

En la guía se presenta una nueva pirámide de la alimentación saludable cuya base es diferente a la tradicional pues la nutrición se sustenta en los hábitos. En primer lugar recomienda la actividad física con unas pautas más exigentes que las de la Organización Mundial de la Salud. «Hay que caminar como mínimo una hora al día o lo que es lo mismo, diez mil pasos», remarcó el doctor Aranceta.

Por otro lado incide en la importancia del equilibrio emocional, ya que una mala alimentación genera una importante carga microbiota y «hay que recordar que buena parte de la salud mental está en los intestinos». Asimismo señala que hay que tener en cuenta el balance energético, unas técnicas culinarias saludables y una ingesta de entre cuatro y seis vasos de agua al día para mantenerse hidratado.

«No pretendemos poner a la población a dieta sino plantear mejoras sostenibles», recalcó el profesional sanitario. Más de cien profesionales y sus equipos han colaborado en la edición de esta guía en la que destacan los baleares Pep Tur Marí, vocal de alimentación del colegio de farmacéuticos y el catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la UIB, Andreu Palou. Este lunes por la tarde se presentó ante al sector sanitario de la comunidad y algunas autoridades institucionales en Ca n’Oleo, en Palma.