El Instituto Balear de la Familia quiere evitar que los menores vean cuerpos desnudos en las playas. | Pedro Prieto

47
El Instituto Balear de la Familia (IBF) pide al Govern que delimite zonas de playas de uso exclusivamente familiar para que los menores no presencien «actos de exhibición obscena» ni tengan que estar en zonas públicas «donde no se salvaguarda una indumentaria apropiada ni un ambiente apto para las familias».
El IBF asegura que ello supone una clara «discriminación» con respecto a los colectivos nudistas, que sí tienen sus propias zonas delimitadas en varias playas. «Carecemos de espacios para poder disfrutar con normalidad de nuestras playas y piscinas», señala esta entidad en un comunicado.
La petición se hace después de que Podemos pidiera en el Parlament que se permita el nudismo en chiringuitos y otras concesiones playeras. El IBP recuerda que el Código Penal establece que los niños deben gozar de una especial protección y añade que la «exhibición obscena» ante menores está penado con penas de prisión. Por ello se pide la delimitación de espacios en las playas «en condiciones de respeto y amparo a la infancia», así como el establecimiento de unas normas mínimas que garanticen el respeto a los demás, especialmente a los menores.