Los patinetes eléctricos de alquiler se pueden ver cada vez más aparcados en las calles de Palma, como muestran las imágenes . | Redacción Local

17

El Ayuntamiento de Palma no tiene previsto dar un plazo o un ultimátum para que la empresa responsable retire de la vía pública todos los patinetes eléctricos de alquiler que pueden verse cada vez con más frecuencia. Esta medida sí se ha tomado en otras ciudades en las que, como en Palma, empiezan a proliferar estos vehículos de movilidad personal, que a buen seguro serán uno de los grandes retos del nuevo año para las ordenanzas municipales de las urbes.

El ayuntamiento de Madrid, por ejemplo, dio 72 horas a las empresas de alquiler (una de ellas la misma que opera en Palma) para cumplir con la nueva ordenanza de movilidad sostenible y retirar todos sus patinetes desplegados por la ciudad.

Pero en Ciutat, el responsable de Mobilitat, Joan Ferrer, lo tiene claro: «No vamos a dar ningún plazo, sencillamente aplicaremos la ley, como se ha hecho hasta ahora, y se retirarán todos los patinetes eléctricos que estén aparcados en la vía pública si molestan el paso, en principio esa es la única medida que se va a tomar por parte del Ajuntament».

Una molestia

Con independencia de si estas empresas de alquiler tienen permiso o no, el edil declaró que «lo que no se puede hacer nunca es dejar un objeto que moleste en mitad de la vía pública, sea un patinete, una bicicleta o lo que sea, entre otras cosas porque supone un peligro para las personas invidentes». Ferrer aseguró que «la policía está actuando y retirando estos vehículos».

El concejal explicó que las empresas que alquilan vehículos de movilidad personal con los que se hacen rutas y cuentan con un local necesitan una licencia», pero, aclaró que, «para lo que no puede haber licencia nunca es para una actividad que contraviene tanto la ordenanza de ocupación de la vía pública como la de circulación», caso de estas empresas de alquiler mediante app. Recordó que «la primera ordenanza mencionada establece que no puedes dejar lo que te dé la gana en la calle y la segunda dice que no puedes dejar vehículos que sean destinados al alquiler en la vía pública». Por eso, razonó el edil, «si esta empresa tuviera un local con sus patinetes podría tener licencia, como la tiene un local de alquiler de bicicletas, por ejemplo, pero lo que no se puede es usar la vía pública como plataforma de tu negocio».

«Estamos a favor y fomentamos el patinete –añadió–, porque puede ir por los mismos sitios que va la bicicleta y no estamos en contra, al contrario, pero esta empresa debería alquilar un local yo no usar la vía pública para un lucro personal».