Baleares y el Gobierno trabajan en un régimen especial por la insularidad que tenga reflejo presupuestario en 2019

|

Valorar:
preload
Una delegación del Govern, ancabezada por Catalina Cladera, se ha reunido este martes con los secretarios de Espado de Presupuestos y Gastos, y de Función Pública.

Una delegación del Govern, ancabezada por Catalina Cladera, se ha reunido este martes con los secretarios de Espado de Presupuestos y Gastos, y de Función Pública.

24-10-2017 | @CAIB

El Gobierno central y el Govern están trabajando en un régimen especial y fiscal para las islas, similar al que tiene ya Canarias, que compense la peculiaridad insular de esta comunidad autónoma «con reflejo presupuestario» al menos desde 2019.

La consellera de Hacienda y Administraciones Públicas de Baleares, Catalina Cladera, se ha reunido la mañana de este martes en Madrid, en el Ministerio de Hacienda y Función Pública, con los secretarios de Estado de Presupuestos, Alberto Nadal, y de Función Pública, Elena Collado. Ambos gobiernos han acordado mantener una serie de reuniones hasta final de año para definir «una propuesta final» de régimen especial.

Según ha explicado la consellera al término de la reunión en declaraciones a los medios de comunicación, la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018 o su prórroga no condiciona el régimen especial que se quiere instituir. «Aparte del acuerdo entre los dos Gobiernos y una comisión mixta entre comunidades autónomas y Estado, luego necesitamos una ley que tiene que pasar por el Congreso», ha detallado.

En este sentido, ha señalado que lo que se pretende es crear un instrumento que «perdure en el tiempo» y compense «de una forma estable» la condición de la insularidad. Eso sí, de cara al año 2018, Cladera ha pedido «algún gesto» por parte del Gobierno con la adopción de alguna medida como la mejora del plus de los funcionarios del Estado que trabajan en las islas «con unos costes que dificultan su acceso» a las mismas.

«Un instrumento que perdure en el tiempo»

Así, ha distinguido unos objetivos a «corto plazo», los PGE de 2018, y a «medio plazo», de 2019 en adelante. «La idea es que exista como en Canarias un instrumento que perdure en el tiempo, que se vaya actualizando en función de las circunstancias macroeconómicas, pero que ya dé mecanismos para compensar la insularidad», ha resumido la titular de la Hacienda balear.

Entre las medidas que se han puesto sobre la mesa se encuentran la reducción del 75 por ciento del transporte interinsular y entre las islas y la España peninsular -lo que ya funciona en Canarias desde este año-, la compensación del transporte de mercancías, la diferencia de coste de los funcionarios cuando se desplazan a las islas y el fondo de insularidad -«una de las líneas rojas», para compensar la insularidad en términos de inversión-.

La próxima reunión en la que se abordará esta cuestión entre los dos gabinetes se celebrará, tal y como ha indicado Cladera, el próximo 15 de noviembre. Esta tarde estaba previsto que Cladera se reuniese con el secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, para tratar el régimen fiscal, pero el encuentro se ha aplazado «por el tema circunstancial o no circunstancial que se está viviendo en Cataluña», según ha afirmado la consellera.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.