18

El sacerdote mallorquín Antoni Vadell Ferrer (Llucmajor, 1972) ha sido ordenado obispo este sábado por la mañana en la basílica de la Sagrada Familia de Barcelona por el cardenal arzobispo Juan José Omella.

Vadell, arropado por una expedición formada por 500 mallorquines, ejercerá a partir de mañana como obispo auxiliar de Barcelona con Sergi Gordo, que también ha recibido el orden episcopal en esta misma ceremonia; y con Sebastià Taltavull, administrador apostólico de Mallorca.

Teodor Suau, canónigo de la Catedral de Palma, ha dado lectura al decreto de nombramiento pontificio.

Entre los obispos que participan en esta doble consagración episcopal se encuentra el anterior obispo de Mallorca, Javier Salinas, hoy obispo auxiliar de Valencia.

Junto con el cardenal arzobispo Omella presiden la ordenación de Antoni Vadell y Sergi Gordo el cardenal arzobispo emérito de Barcelona Lluis Martinez Sistach y el presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez.

Noticias relacionadas

También asiste el arzobispo manacorí Luis F. Ladaria, recientemente nombrado prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe.