Las esloras de los barcos van desde los ochos metros hasta los 25, para transportar cuatro y ocho turistas, respectivamente. | Redacción Digital

20

Bajo el nombre de turismo de experiencias, un proyecto pesquero se ha convertido desde octubre pasado en una de las principales novedades para el mercado turístico y residencial. Después de año y medio trabajando, la empresa Boat Mallorca ha logrado plasmar la iniciativa Pesca Turismo Mallorca, mediante el cual pescadores de la Isla pueden llevar a bordo turistas mientras faenan en aguas de Balears.

«Es la primera vez que se pone en marcha un proyecto de estas características y la respuesta de las Cofradías de Pescadores de la Isla ha sido totalmente positiva y de máxima colaboración, ya que ello les reporta unos ingresos extras al margen de la actividad pesquera. Para este verano habrá operativos 40 barcos distribuidos en los puertos y desde octubre hay ya más de un docena de barcos que participan», indican desde Boat Mallorca.

La principal novedad, al margen de su puesta en marcha, es que touroperadores europeos, entre ellos la TUI, agroturismos, empresas hoteleras y administraciones locales, entre ellas Palma, se han interesado y colaboran de forma activa.

Máxima seguridad

Las excursiones se organizan en barcos de esloras de hasta ocho y 25 metros en los que pueden llegar a transportarse de cuatro a ocho turistas, respectivamente.

La empresa afirma que todos los barcos cumplen los exhaustivos requisitos que impone Capitania Marítima, tanto en materia de seguridad, inspecciones y controles, así como toda la normativa autonómica, a través de la Direcció General de Pesca.

«No ha sido fácil, pero hasta la fecha los turistas que han realizado las excursiones desde octubre han quedado más que satisfechos por el trato recibido por los pescadores, por lo que han visto y, ante todo, porque han aprendido cómo trabajan. La labor didáctica, asimismo, es otro factor añadido», apuntan las mismas fuentes