Irene San Gil, a su llegada a los juzgados. | Joan Torres

36

Irene San Gil, detenida la pasada semana en el marco de la investigación sobre los contratos de la ORA, ha declarado este martes ante el juez Manuel Penalva, quien ha decidido el sobreseimiento de la causa.

La edil de Función Pública en la pasada legislatura ha comparecido este martes ante el juez de instrucción 12 de Palma en calidad de investigada durante 40 minutos y ha abandonado el juzgado satisfecha por la orden de sobreseimiento.

«Se ha sobreseído la causa, o sea que muy contentos», ha declarado San Gil al salir del edificio judicial acompañada de su abogado, Miquel Arbona.

La exconcejala popular fue puesta en libertad con cargos el pasado martes en el marco de la 'operación Sancus'.

El Grupo de Blanqueo de Capitales de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales de la Policía Nacional detuvo a 13 personas en el marco de esta investigación, entre dos exconcejales -la propia San Gil y Gabriel Vallejo- y ocho funcionarios de las áreas de Contratación, Intervención y Servicios Jurídicos de Cort y uno de los responsables de la UTE adjudicataria de la ORA.

Se investiga la licitación y adjudicación del servicio de la Ordenanza Reguladora de Aparcamientos (ORA) a la unión temporal de empresas que presentó la oferta más cara, de 25,4 millones euros. La Fiscalía Anticorrupción sospecha que el contrato fue amañado y que cargos políticos obtuvieron cohechos a cambio.