6

El Instituto Municipal del Deporte (IME) ha cerrado la pista de Can Baró -al lado del Mallorca Tenis Club- en cumplimiento de la sentencia dictada por el juzgado contencioso administrativo 2 de Palma, que ordenaba el cese de la actividad deportiva por los ruidos que producía.

Según ha informado la concejala de Educación y Deportes, Susanna Moll, el IME está intentando buscar soluciones para las entidades que utilizaban las pistas: tres escuelas y clubes de patinaje artístico.

Así, Moll ha destacado que han estado trabajando varios departamentos del Ayuntamiento, como la Sociedad Municipal de Aparcamientos y Proyectos (SMAP) propietaria de la pista; el Instituto Municipal del Deporte (IME), Actividades (Urbanismo) y Policía Local para evitar las molestias a los vecinos, pero que en vista de que es imposible insonorizar una pista completamente abierta ya se ha cerrado y se quitarán las porterías, tal y como establece la resolución judicial.