En la imagen, el sumario del ‘caso Nóos’, causa que acumuló miles de folios y que ya se está juzgando. | Joan Torres

9

Los fiscales de Balears han calificado como sencillas o complejas 11.000 causas penales en el plazo de seis meses fijado por la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LEC) con el objetivo de impedir su archivo o que queden impunes, según confirmó este miércoles el fiscal superior de Balears, Bartomeu Barceló.

El plazo para tramitar los procesos en marcha desde hace años en los juzgados de las Islas expira el próximo 6 de junio, y todavía faltan por revisar otros 1.000 asuntos, pero ninguno de ellos, los más ‘mediáticos’ y relacionados con la corrupción, quedará marginado.

Una vez tramitados los procesos, el juez puede declarar alguno de ellos «complejos» y prorrogar las investigaciones por otros 18 meses más, como ha ocurrido ya con varias causas, o solicitar más diligencias o el sobreseimiento.

«Los fiscales han realizado una labor ímproba, extraordinaria, para ajustarse a los plazos previstos en la Ley y revisar las causas que empezaron a instruirse antes del 6 de diciembre de 2015», dijo Barceló a Ultima Hora.
El Consejo Fiscal había advertido que era «imposible» cumplir con los plazos legales establecidos en la norma y, de hecho, se han celebrado varias reuniones entre el ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, y la fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, para buscar soluciones.

Noticias relacionadas

Barceló eludió referirse a la polémica creada en torno a los plazos y subrayó que no es su «competencia».