Imagen del pleno que se celebraba este jueves en Sant Antoni.

14

En Sant Antoni no se podrá beber ningún tipo de bebida en la vía pública si finalmente se aprueba la ordenanza de convivencia que este jueves se elevó a pleno para su aprobación inicial.

Así lo determina el texto que el equipo de gobierno de la localidad propuso y al que se opuso frontalmente el Partido Popular, aunque se mostró abierto a presentar sugerencias y modificaciones a la norma para su aprobación definitiva en próximos plenos.

El alcalde de Sant Antoni, Pep Tur Cires, asumió a la salida del pleno que éste sería un endurecimiento de la norma, pero aseguró que «lo que se pretende es que no haya grupos de jóvenes que beban en la calle y molesten. Además, la Policía Local no puede comprobar, a simple vista, si un vaso contiene alcohol o no», dijo.

Por su parte, el exalcalde popular, José Sala, explicó que «esto es imposible e incluso inconstitucional; nosotros estamos dispuestos a hacer modificaciones, pero en este punto no».