Las obras del Palacio de Congresos ya acabaron y ahora se están resolviendo deficiencias y detalles. | Joan Torres

17

La gestión del Palacio de Congresos y del hotel anexo se sacará a concurso de forma conjunta, descartando la opción de compra del establecimiento hotelero, como sí se incluía en el último proceso. Así se lo ha pedido la empresa pública Palau de Congressos (integrada por Cort y el Govern) a Deloitte, la consultora contratada para elaborar el pliego de condiciones del nuevo concurso. Las administraciones consideran que la gestión conjunta es la única forma de asegurar la viabilidad del palacio.

Este aspecto es el que faltaba por decidirse, después de que el Ajuntament y el Govern anunciaran hace unas semanas que la gestión de ambos equipamientos se pondrá en manos de una empresa privada. En ese momento ya se advirtió de que la gestión directa pública se reservaba como plan B si finalmente no es posible la gestión privada, por ejemplo en caso de que el concurso quede desierto o de que un proceso judicial no permita la gestión privada.

La presidenta de Palau de Congresso, Joana Maria Adrover, argumentó esta decisión en que existen «otras prioridades y muchas urgencias sociales como para hacer que los ciudadanos tengan que poner un euro más en una infraestructura que ya les ha costado más de 120 millones».