La marcha ha recorrido varias calles de Palma, entre las que estaba Sant Miquel. | P. Pellicer

50

Palma se ha sumado este sábado a la marcha estatal contra las violencias machistas que se ha celebrado en Madrid. En la Plaça d'Espanya centenares de personas, más de 500, se han concentrado a las doce del mediodía para después marchar por algunas calles de Ciutat con el objetivo de que toda la sociedad se comprometa en esta lucha.

El Movimiento Feminista de Mallorca ha hecho un llamamiento para que «no sean cómplices de esta barbarie» y han explicado que uno de los objetivos del acto es que la lucha contra el «terrorismo machista» sea una cuestión de Estado y que se reforme la ley para que se recojan «todas las violencias hacia las mujeres».

Además, defiende que la lucha y los recursos incluyan todos los tipos de violencia machista en todos sus ámbitos y clases sociales, junto a la protección de todas las personas afectadas, así como que la prevención y la sensibilización sean una política prioritaria de las administraciones.

Noticias relacionadas

Las convocantes también piden la retirada y no cesión de la patria potestad a los maltratadores y destacan la necesidad de tomar conciencia «de que el machismo mata y hace imposible una buena convivencia».

La marcha, en la que se han visto numerosas pancartas, ha terminado en la Plaça de la Reina, donde una performance ha precedido a la lectura de un manifiesto.

Al acto han asistido varias autoridades, entre las que estaba el alcalde de Palma, José Hila, la consellera de Asuntos Sociales y Cooperación, Fina Santiago y la consellera de Salud, Patricia Gómez, así como el secretario general del Partido Popular de Baleares, Andreu Ferrer, y las portavoces del grupo parlamentario y del grupo municipal en el Ajuntament de Palma, Marga Prohens y Marga Durán, entre otros.